viernes, 17 de mayo de 2013

Miravet, en las tierras del Ebro



Miravet es un municipio de Cataluña, España. Perteneciente a la provincia de Tarragona, en la comarca de Ribera de Ebro, situado al sur de ésta, a la derecha del río Ebro, y en el límite con las de Bajo Ebro y la Tierra Alta. Destaca el castillo templario de Miravet, situado sobre la colina que domina el río.


Lugares de interés

Castillo:

 Monumento declarado B.I.C., propiedad de la Generalitat de Catalunya.

Antigua fortaleza islámica convertida por la orden del Temple en castillo-convento a mediados del s. XII. De obra románica cisterciense y espíritu cruzado está considerado uno de los mejores ejemplos la arquitectura religiosa y militar de la orden del Temple en todo Occidente, junto con el de Peñíscola.

El Castillo de Miravet es de origen andalusí (Puede observarse aportaciones musulmanas de los periodos taifa y almorávide) que fue transformada y ampliada por los caballeros templarios. Éstos lo reformaron creando un castillo convento (siglo XII). Es una mezcla de estilos islámico, bizantino y cisterciense. El estilo del castillo corresponde al románico tardío y al gótico de transición. Dispone de salas para la autosuficiencia del castillo: almacén, bodega, cocina, iglesia...

Su ubicación era muy buena ya que el pueblo de Miravet se encuentra en un meandro del río Ebro.

 Mi recomendación personal es que subáis a pie al castillo, pasando por el casco antiguo del Cap de la Vila, porque veréis la roca escarpada sobre la que se levanta y las murallas bajas más antiguas (s. IX), además de una vista magnífica del pueblo y el río. El camino os costará unos 10 minutos.

También podéis subir en coche (no en autocar). Una vez arriba no os olvidéis de acercaros hasta el final de la explanada de parquin para contemplar la vista panorámica más espectacular del río Ebro.

Horario del Castillo:
- de 10 a 13 y de 16 a 19 horas (+30 min) del 1 de junio al 30 de septiembre.
- de 10 a 13 y de 15 a 17 horas (+30 min) del 1 de octubre al 31 de mayo.
* Los lunes no festivos está cerrado.

Si sois un grupo os recomiendo concertar la visita guiada. Los fines de semana hay visitas a diferentes horas. Más información al 656 266 398

Paso de Barca

Personalmente os recomiendo entrar a Miravet por el Paso de la Barca.

El barquero os pasará con el coche de una orilla a la otra en pocos minutos, suficientes para desconectar, salir del vehículo y disfrutar del silencio, tan sólo roto por el ruido del agua y el canto de los pájaros.

Se trata del último transbordador original, sin motor, de todo el Ebro.

Si programáis el GPS, seguro que os lleva al paso de la barca, pero atención:
- Horario de verano: de 9 a 13 y de 15 a 19 h (en agosto no cierra al mediodía).
- Horario de invierno: de 9 a 13 y de 15 a 18h.

* Con bandera roja (inclemencias del tiempo) la barca no pasa!

Pueblo Antiguo:

El Pueblo antiguo de Miravet, Cap de la Vila, al pie del castillo y adaptado a la roca sobre el río Ebro, merece toda nuestra atención. En otro tiempo constituyó la rápita o centro urbano de la alquería musulmana de Miravet, desde sus orígenes -s. VIII-hasta la expulsión de su población en el siglo XVII.

Destaca a simple vista por su estampa panorámica, el tipismo de sus calles estrechas y porchadas, la última atarazana fluvial donde calafateaban los llaguts (s. XI), el molino de aceite y barníz alfarero, la sede de la aljama morisca y su arcada mudèjar, la iglesia "vieja" renacentista de la orden del Hospital y el mirador de la Sanaqueta así como las ruinas de las casas destruidas a causa de la Batalla del Ebro, la calle del Banco y la de las Ferreries.

Es de especial atención su enclave y la verticalidad de la roca roja sobre la que se asienta el castillo, así como la ruta de les Blores, recorrido desde la calzada empedrada del acceso sur (Costa de Riago) hasta los restos arqueológicos del primer poblado bereber, al pie del castillo, desde donde, además, se dominan unas vitas increibles sobre el Ebro, el meandro del Tamarigar, el frondoso bosque de ribera y las formaciones dolomíticas por las que pasa

Iglesia Vieja:

Magnífico templo renacentista, construido por la orden del Hospital entre 1565-1585 sobre la antigua mezquita árabe. Impresiona por su bien proporcionado y puro estilo renacentista, que recuerda a la obra de Brunelleschi, así como por sus esgrafiados y pinturas originales.

Buen ejemplo de los efectos del paso de la Guerra Civil y de la Batalla del Ebro: la pérdida de los retablos, imágenes y el impacto certero de una bomba que atravesó la cúpula.

Recuperada como monumento cultural, hoy se encuentra desconsagrada y dispone diversas exposiciones en su interior: una colección de la alfarería típica de Miravet, una muestra de piezas inconográficas medievales pintadas sobre baldosas de barro (inédita) y una exposición de imágenes del paso del Ebro por parte de las tropas republicanas el 25 de julio de 1938.

También destaca por sus pinturas murales de 1730 y por el ara o altar románico original de la iglesia románica del castillo, obra de los caballeros del Temple.

Junto con la Sanaqueta y la Aljama-mezquita constituyen uno de los monumentos más importantes i destacados de Miravet.

Alfareria:

Es el segundo castillo románico más importante de España, después de Loarre, y el que cuenta con más dependencias cubiertas de toda Cataluña.

Tradición muy arraigada que hace de Miravet y su "raval dels canterers" uno de los últimos pueblos donde aun se mantiene vivo este oficio.

Siete son los talleres alfareros donde aún se pueden adquirir las piezas clásicas de marcado carácter miravetano: "pitxells", cántaros, cadufos, "gerres", lebrillos, etc (algunos de ellos disponen de museos particulares de gran interés).

Piragüismo en el Ebro

Una de les actividades con más demanda es la bajada por el Ebro de Miravet a Benifallet en piragüa.

Hay tres empresas que nos ofrecen todo tipo de servicios y modalidades: Rogles Aventura, Beniemocions y Deltaventur.

Las aguas tranquilas y el paisaje fluvial hacen del Ebro un auténtico paraiso para los amantes de esta actividad.

 Gastronomía de Miravet



 Los productos estrella de la gastronomía de Miravet son el melocotón y las cerezas de la Ribera d’Ebre. Debido a las condiciones climáticas del lugar, marcadas por las bajas temperaturas en invierno y elevadas en primavera y verano, este melocotón (”bresquilla” o  “melicotó”) madura antes que en otras zonas de Catalunya. Con todo ello, el melocotón de la Ribera de Ebre es más dulce y presenta un sabor y una coloración rojiza más intensos.


Por su parte, la cereza de la Ribera de l’Ebre también goza de una importante presencia en los cultivos de la zona. Su maduración también es precoz en comparación a otras zonas del país. La variedad más cultivada en esta zona es la Burlat, dulce, de forma redonda, con el hueso pequeño y la pulpa blanda.
Los restaurantes de Miravet ofrecen al cliente diferentes propuestas culinarias para degustar estos y otros productos propios de la comarca de la Ribera d’Ebre. Sin embargo, una buena ocasión para disfrutar de la cereza de la Ribera d’Ebre es en la “Diada de la cirera a Miravet” en junio.


Enlaces




Videos




No hay comentarios:

Publicar un comentario