viernes, 7 de diciembre de 2012

Linares, El pueblo de las minas.



 
Linares, cuna del músico Andrés Segovia, famosa plaza de toros donde Islero corneo a Manolete, tiene una rica tradición minera que se remonta a la prehistoria, y hoy recoge un activo centro de interpretación del paisaje minero que organiza rutas mineras por un termino abundoso en arqueología industrial.

Linares es una localidad y municipio situada en la provincia de Jaén, en la comunidad autónoma de Andalucía, España.

Está situada al noroeste de la provincia de Jaén, entre el sector oriental de Sierra Morena y la parte alta de la Depresión del Guadalquivir, por lo que se pueden apreciar dos zonas bien diferenciadas: la sierra y la campiña.
 

 Tiene una situación privilegiada por ser encrucijada de caminos y por su riqueza agrícola, pecuaria y minera. Centro comercial e industrial de primera magnitud, es Linares una ciudad que ha sabido conjugar perfectamente su trascendente pasado histórico y sus tradiciones con el ritmo de una ciudad moderna y activa.

Historia

Los primeros datos que se conservan referentes a Linares proceden de tiempos anteriores a la reconquista, aunque en los alrededores de esta población existía desde muchos siglos un enclave histórico bajo el nombre de Cástulo, que se encuentra a pocos kilómetros del actual casco urbano, siendo uno de los yacimientos arqueológicos más importantes de toda Andalucía.

Esta ciudad fue la capital de la Oretania en época ibérica y uno de los enclaves más importantes de la Hispania romana.

Pero Cástulo (Cazlona), es una población totalmente diferente al actual Linares.

Linares apareció en la edad media bajo el nombre de Leñares de Baeza, bajo la tutela de esta última, se dedicaba a abastecer a la ciudad, como parte de su alfoz.2

A mediados del siglo XIX, con la introducción del maquinismo y el capital extranjero, es cuando Linares da el salto, cualitativa y cuantitativamente, más grande de su historia. En unas décadas multiplica su población y obtiene el título de ciudad, que le otorga, en 1875, Alfonso XII. El producto de sus entrañas comienza a cotizar en la bolsa de Londres y la ciudad experimenta una impresionante transformación urbana. Se convierte en un bullidero de gentes venidas de cualquier parte, con la esperanza de una vida mejor. Ve abrir delegaciones diplomáticas de Reino Unido, Francia, Alemania y Bélgica.

A mediados del siglo XX, se comprueba que el plomo es un material tóxico para algunos de sus principales usos, como la fabricación de cañerías, lo que provoca una caída muy importante de su precio en el mercado, y el paulatino cierre de las minas en Linares, siendo la mina de la Cruz la última en cerrar en 1991, lo que pone punto y final a una importante etapa de la ciudad y la necesaria conversión de la economía de la misma.

Actualmente, en el siglo XXI, su economía está proyectada al comercio y la industria.

Cástulo

Cástulo fue una antigua e importante ciudad íbera, llegando a ser una gran capital del territorio peninsular. Desde los tiempos más remotos se inició y consolidó como urbe con las actividades metalúrgicas en la Edad del Bronce, como asentamiento estable, económicamente viable, fácil de defender y con capacidad de abastecer a un gran número de pobladores. Dicho asentamiento adquiere entonces no sólo el carácter de ciudad, sino también el de centro Capital de la Región de Sierra Morena (llamada Salto Castulonense) y del valle alto del Guadalquivir. Cástulo se convierte bajo el Imperio romano en ciudad federada («civitas liberae et inmunes») y en el centro minero que controla los yacimientos de la región en un radio de 40 km con toda una red de importantes vías de comunicación: hacia Levante (Via Augusta); a Córdoba por Iliturgi o por Epora; a Malaca y a Mentesa. Contaba también con una vía fluvial, habiéndose encontrado restos del embarcadero romano sobre el Guadalimar. Las investigaciones, prospecciones y excavaciones llevadas a cabo en el yacimiento, lo fueron ininterrumpidamente desde 1969 hasta 1983, y después más esporádicamente, hasta 1991, fecha en que cesaron por cuestiones administrativas ajenas al proceso de investigación.

Monumentos       

Linares posee un variado conjunto de monumentos (iglesias, palacios, casas solariegas, edificios públicos) de diferentes estilos y épocas, que, desde la sencillez del arte románico hasta el preciosismo de los edificios modernistas de los siglos XIX y XX, hablan de la evolución de una ciudad que se ha hecho a si misma.

En nuestro recorrido por el casco antiguo, claramente delimitado, con sabor de siglos en sus piedras y en sus plazas, visitamos, en primer lugar, la Plaza del ayuntamiento. Llamada "El Llano" durante los siglos XVI y XVII, era el lugar donde se celebraban las corridas de toros. En ella el edificio neoclásico del Ayuntamiento y la llamada "Casa de la Munición". Esta fábrica, construida en tiempos de Carlos III, conserva en su fachada el escudo real y, durante la guerra de la Independencia, estuvo abasteciendo a la guerrilla con la munición que se sacaba escondida en balas de leña.

De la Plaza del Ayuntamiento parte la "Costezuela" que a finales del siglo XVI es ya casi una plaza mayor de la Villa. En su acera izquierda se halla el edificio del "Antiguo posito", que ostenta en su fachada, terminada a mediados del siglo XVIII, el escudo de la villa. Más tarde, cuando Linares obtuvo el título de ciudad, este edificio fue habilitado para Prisión del Partido. Actualmente alberga al Colegio de Educación Especial "Virgen de Linarejos".

La Costezuela termina ante la lonja de la iglesia de Santa María. Esta iglesia, declarada Monumen.to Histórico- Artístico, fue construida sobre una antigua mezquita, durante los siglos XIII al XV. Conserva en su interior el cuerpo gótico de pilares octogonales y bóvedas cuatripartitas, mientras que la parte del crucero es renacentista. Posee un bellísimo retablo plateresco compuesto de una colección de tablas sobre el Antiguo y Nuevo Testamento, con marcada influencia italiana tanto en el pintor como en el escultor que en él trabajaron.

Junto a la iglesia de Santa María se halla el Torreón del antiguo castillo, resto de la fortaleza de seis esbeltas torres y doble muralla, alrededor de la cual se formó el asentamiento que, procedente de Cástulo, dio origen a Linares.

Cerca, el Palacio de los Zambrana ha tenido, a lo largo de los siglos, muy diferentes destinos: palacio, casa rural, cuartel de infantería, asilo de ancianos. En su noble fachada renacentista, con un airoso torreón castellano, luce los escudos de los Zambrana, Olid, Dávalos y Rivera. En la cercana calle de los Álamos existe otro ejemplo de estos bellos y un tanto insólitos torreones medievales castellanos.

En Linares sorprende la profusión de plazas y plazuelas, de rincones ajardinados, sombreados por frondosos árboles. La calle de los Álamos desemboca en uno de estos rincones: la deliciosa Plaza del Gallo, hermana menor de Plaza Nueva o de Alfonso XII, luminosa plaza nacida a la par y con el estilo del nuevo siglo.

La casa del Torreón, en la calle de Yanguas Jiménez completa el recorrido por el casco antiguo de Linares. Construida, posiblemente, sobre un anterior edificio de la época musulmana, destaca airoso su torreón castellano, el tercero de los que aún se conservan en la ciudad, y luce en su fachada los escudos de sus primitivos propietarios. En la actualidad es sede del Museo Arqueológico de Linares, fundado en 1956 y declarado Monumento Histórico Artístico Nacional. Este importante Museo dedica su actividad, principalmente, a recoger las piezas procedentes de la antigua ciudad ibero-romana-visigótica-árabe de Cástulo, albergando una extensa colección de piezas de orfebrería y cerámica ibéricas, kylikes áticos, y sobre todo, del arte bajo el imperio romano: máscaras de terracota, una cabeza femenina en mármol, esculturas, capiteles, columnas y fragmentos de relieves.

En la calle del Pontón, casi en la Plaza Nueva, se halla la Casa-Palacio de los Orozco, declarada Monumento Histórico-Artístico. Se trata de una mansión rural con un bello patio castellano, que ostenta en su fachada, sobre un original balcón en entredós, el escudo de sus primitivos dueños. Un poco más abajo el Convento Hospital de San Juan de Dios muestra en su portada de placas talladas a bisel un magnífico ejemplo de la arquitectura barroca. En la actualidad Palacio de Justicia, fue construido a finales del siglo XVII y principios del XVIII, conservando aún el claustro y las galerías inferiores y superiores. Es Monumento Nacional desde 1962.

La casa de Pajares, situada en la Plaza Ramón y Cajal, esquina al Pasaje del Comercio, fue construida a finales del siglo XVIII. Posee un recogido patio de estilo castellano y dos helios halcones en entredós, guardando en sus muros de piedra una curiosa anécdota: de ella salió la junta revolucionaria, durante la Revolución de 1868.

Linares posee otros dos museos: el Museo Andrés Segovia, dedicado al gran concertista de guitarra nacido en la ciudad, y un Museo de Ciencias Naturales.

Fuera del casco antiguo existen atractivos lugares -plazas, parques, calles- para visitar y pasear. Entre las plazas la de San Francisco, con la iglesia de igual nombre. Construida a finales del siglo XVI y ampliada durante el XVII y el XVIII, contiene en su interior un bello retablo del barroco andaluz. Un lugar para visitar es la fuente del Pisar: cuenta la leyenda que, allá por el siglo XVI, al pasar por este lugar un caballero, el caballo en que iba montado hundió su pie en la tierra quedando aprisionado; al librarle, su dueño vio cómo surgía un abundante caño de agua que desde entonces no ha dejado de manar. Esta historia-leyenda de una fuente que surgió «al pisar» de un caballo, tiene su explicación en la existencia de un acueducto que se abastecía del agua de los veneros de Linarejos y la llevaba hasta Cástulo, cuyos habitantes, bajo la dominación romana, fueron los autores de esta construcción que aún se conserva en parte. Otro lugar para visitar es el Santuario de Linarejos, donde se halla la imagen de la patrona de la ciudad y cuya orfebrería está. Realizada a forja por obreros linarenses. La aportación más destacada de Linares en cuanto a arquitectura se refiere es la que se realiza durante la segunda mitad del siglo XIX y primer tercio del XX, que ha dejado salpicada la ciudad de atractivas casas modernistas adornadas en balcones y ventanas con bella rejería. Es de destacar la creación de singulares edificaciones como el Hospital de los Marqueses de Linares, dentro de un estilo neogótico, que posee en su interior el mausoleo de bronce y alabastro de los Marqueses, obra de Coullaut Valera; o la estación de ferrocarril del Paseo de Linarejos, de un airoso modernismo en ladrillo rojo; el Mercado de abastos, etc...

A 5 Kms de Linares, por la carretera de Torreblascopedro, se encuentra la antigua ciudad romana de Cástulo. Se trata de un asentamiento de origen ibero, que alcanzó su máximo esplendor bajo el imperio Romano. De esta época datan una serie de importantes construcciones de diferente carácter: obras de infraestructura para la conducción del agua; vías de comunicación como la Vía Augusta, cuyo tramo Cástulo-Cartagena se terminó en tiempos de Tiberio y el de Cástulo a Córdoba en tiempos de Claudio; así mismo una inscripción nos da notificación de que una sacerdotisa llamada Annua mandó construir un Ninfeo dedicado a Roma y a .Augusto en Cástulo. Contemplar los restos (aún en gran parte sin excavar) de Cástulo da idea de la importancia de esta ciudad, cuyas piezas de orfebrería, cerámica, escultura, etc se ofrecen a la admiración en el Museo Arqueológico de Linares.

El puente romano del Piélago, sobre el río Guarrizas, en la carretera de Arquillos, que formaba parte de la Vía Heraclea, es otra interesante muestra de la importancia de la zona en época romana.

A cuatro kilómetros de Linares, por la carretera de Jabalquinto, se alza el castillo renacentista de Tobarruela. De planta cuadrada con torres cilíndricas en las esquinas, responde a ese tipo de castillo-residencia representativo de la fuerza que alcanzaron en determinados momentos algunos señores de la zona.

Gastronomía

La gastronomía linarense se basa en sus tapas, además, está muy vinculada a la gastronomía de la provincia, al ser comunes la mayoría de los productos utilizados en la elaboración de sus platos y que tienen como denominador común el aceite de oliva que realza el sabor de sus guisos y ensaladas, sin olvidar las aceitunas aliñadas que son frecuentes como aperitivo.

Junto a los platos tradicionales, algunos influidos por la cocina islámica, como las gachas, migas, gazpacho, ajo blanco, andrajos, pipirrana y roscos de anís, aparecen algunos de ascendencia minera como las patatas con bacalao, patatas con pimentón y el remojón a base de ensalada de naranjas, bacalao, aceitunas, cebolleta y aceite de oliva, y otros tal vez procedentes de los pastores trashumantes de las tierras de Soria como el "perolo", a base de castañas, matalahuva y las ciruelas pasas.

Museos

Museo Arqueológico

En el barrio antiguo de Linares, en un palacio del siglo XVII, se creó este museo en 1956 con la intención de conservar los restos arqueológicos de la comarca. Se pueden ver restos de todas las épocas desde el Paleolítico hasta la etapa hispano musulmana. Aunque el Museo está dedicado especialmente a la antigua ciudad íbero romana de Cástulo.

Casa Museo Andrés Segovia

La casa museo existe desde hace años como colección privada, aunque con ocasión de la Feria de San Agustín 2000 se inauguró como Casa Museo y Centro de Documentación de carácter público. El lugar elegido para el mismo es el Palacio de los Marqueses de Orozco, que ha sido habilitado y dotado de las medidas de seguridad necesarias para alojar el museo.

Se puede contemplar una magnífica colección de objetos y documentos relacionados con el mundialmente afamado guitarrista D. Andrés Segovia, donados por su esposa, Emilia de Segovia y por D. Alberto López Poveda, amigo, fiel seguidor y biógrafo de Segovia.

Viendo la amplísima variedad, la riqueza y lo remoto de la procedencia de muchos de sus recuerdos, uno se puede hacer una idea del relieve internacional del Segovia.

El centro contará además de las salas de museo, con un archivo, salones de actos y conciertos, zona administrativa, patios y una cripta donde se espera que un día reposen los restos de Andrés Segovia.

Museo de Interpretación del Paisaje Minero

En este museo se encuentran muestra del pasado minero de Linares y su comarca. Se encuentra al lado de la antigua estación de Madrid, en el paseo de Linarejos. Aquí se hallan muestras de como trabajaban los mineros o restos de piedras de las minas. También tiene ordenadores donde se pueden ver videos sobre ello y las localizaciones de las minas de todas las épocas.

Museo del Pósito

Concebido como centro de interpretación de la ciudad, se enclava en un edificio del siglo XVIII. En él se sitúa el museo del cantante Raphael, así como información acerca de la ciudad, de la cantaora Carmen Linares y del torero Sebastián Palomo Linares. El museo fue inaugurado en Marzo de 2011.

Eventos

Torneo Internacional de Ajedrez Ciudad de Linares

Uno de los acontecimientos que tienen hoy en Linares mayor relevancia es, sin duda alguna, su "Torneo Internacional deAjedrez". Linares es en la actualidad, y en gran manera, conocida en el mundo precisamente por la organización de este torneo. La ciudad de Linares es noticia cultural y deportiva de primera magnitud durante un puñado de días en todo el mundo gracias a su Torneo de Ajedrez. En la actualidad el Torneo es considerado con todo merecimiento, el mejor de todo el mundo. En él suelen participar asiduamente los doce o catorce ajedrecistas más importantes del momento presente en todo el mundo.

Es imprescindible proclamar que de categoría 17 no ha habido jamás ni un solo torneo en el mundo. Con doce o más jugadores, se han organizado sólo dos en el mundo y estos dos también lo fueron en Linares. Con categoría inferior, con 16 jugadores, de los cuatro que se han celebrado en todo el mundo, tres de ellos lo fueron en Linares y otro lo fue en Suecia. La última convocatoria ha sido de categoría 19.

Hasta el año 2009 el torneo se celebraba en el Hotel Aníbal, que cuenta con las instalaciones necesarias para este tipo de acontecimientos. Actualmente ha pasado a celebrarse en el Teatro Cervantes. Las fechas que se fijan coinciden con las del 22 de febrero al 14 de marzo.

El comité organizador está actualmente constituido por el Ayuntamiento, con representación de los distintos grupos políticos y por al dirección técnica. Es financiado por "sponsor", con ayudas estatales, Junta de Andalucía, Diputación Provincial y Ayuntamiento

Concurso de Piano Ciudad de Linares "Marisa Montiel"

Otro evento cultural de prestigio nacional que se celebra durante el mes de mayo es el Concurso de Piano Ciudad de Linares "Marisa Montiel".

Desde 1978 se reúnen en él las jóvenes promesas nacionales juveniles e infantiles del piano.

Enlaces



 




Videos






No hay comentarios:

Publicar un comentario