miércoles, 21 de noviembre de 2012

Mérida, La romana.



Después de Roma, es difícil encontrar una ciudad cuyos restos romanos sean tan impresionantes como los de Mérida. La ciudad se funda el año 25 a.d.C. en la época de Augusto por Publio Carisio, para los veteranos (eméritos) de las legiones V y X; de aquí tomo el nombre de Emérita Augusta.


Pronto se convierte en la ciudad romana más importante de la península ibérica y la novena de la romanidad antes que Atenas.

 Mérida es una ciudad española, capital de Extremadura y sede de sus instituciones de gobierno. Asimismo es la capital de la comarca de Tierra de Mérida - Vegas Bajas, situada en el norte de la provincia de Badajoz.

Mérida es la capital y núcleo institucional de Extremadura, conglomerando a las sedes funcionariales y a las instituciones públicas autonómicas. Además de ser referencia institucional es referencia turística de Extremadura en todo el mundo debido a su importante conjunto arqueológico y monumental, por el que fue declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en el año 1993.

Cuenta con un gran número de monumentos y estructuras de gran importancia que mantienen viva la historia acontecida en la ciudad muchos siglos atrás. No obstante, esa historia viva contrasta con la actualidad y modernidad de los nuevos tiempos, plasmada en los edificios de nueva construcción, modernos y funcionales, que han convertido a la ciudad en todo un referente de ciudad congresual y de servicios.

Mérida conserva su esencia de ciudad cercana y tranquila pero progresa como capital, aglutinando a un gran porcentaje de población activa que desempeña su labor profesional en esta ciudad, lo que ha motivado un gran crecimiento económico y urbanístico.

En su papel como capital de Extremadura, ofrece una amplia oferta hotelera con disposición de establecimientos de categoría y lujo para disfrute del turista y habilitados con espacios utilitarios, salas o disposiciones especiales para eventos, jornadas y congresos.

Historia

Fundación y época romana

Según la opinión más difundida y secundada, la ciudad fue fundada en el 25 a. C. con el nombre de Colonia Iulia Augusta Emerita por el legado Publio Carisio, y orden de Octavio Augusto, para los soldados eméritos licenciados del ejército romano, de dos legiones veteranas de las Guerras Cántabras: Legio V Alaudae y Legio X Gemina. El término emeritus significaba en latín "retirado" y se refería a los soldados licenciados con honor. Dichos militares se ubicarían en o cerca de un poblado prerromano o romano ya existente, pero en todo caso mezclados, puesto que Estrabón, III, 2, 15, cita expresamente a Mérida entre las ciudades "sinoicísticas", esto es, de población mixta indígena y romana. Sus ciudadanos romanos fueron adscritos a la tribu Papiria.

La ciudad fue la capital de la provincia romana de Lusitania. Se inicia así un periodo de gran esplendor del que dan testimonio sus magníficos edificios: el teatro, el anfiteatro, el circo, los templos, los puentes y acueductos.

Durante siglos y hasta la caída del Imperio Romano de Occidente, Mérida fue un importantísimo centro jurídico, económico, militar, cultural y una de las poblaciones más florecientes en época romana, que Ausonio catalogó en noveno lugar entre las más destacadas del Imperio (incluso por delante de Atenas) y en el siglo III se convirtió en la capital de la Diócesis Hispaniarum.

Periodo visigodo e invasión árabe

En épocas posteriores Mérida sufrió incursiones de los pueblos bárbaros hasta el asentamiento de los suevos, que la hicieron capital de su reino en el siglo V bajo el mandato de Requila. Posteriormente la ciudad también fue capital del Reino Visigodo, y por lo tanto de Hispania, en el siglo VI bajo el mandato de Agila I.

En el siglo VI sobresalen las figuras de varios obispos, los llamados Santos Padres de Mérida, y el cristianismo se arraiga con fuerza. De esta fe popular da muestra la figura de la Mártir Santa Eulalia, patrona y alcaldesa perpetua de la ciudad.


En el año 713 el caudillo árabe Musa ibn Nusair conquistó la ciudad tras 14 meses de resistencia de sus habitantes y ésta se convirtió en capital de la Cora de Mérida. A comienzos del s. IX, los mozárabes de la ciudad se rebelan sucesivamente contra el poder central cordobés, que necesita hacer sucesivas campañas militares para reducirla entre el 805 y el 835, hasta que Abderraman II ordenó construir la Alcazaba y desmantelar las murallas romano-visigodas que defendían la ciudad, quedando su población y poder gravemente mermado.

Mérida será sede Metropolitana hasta 1119 en que se trasladará a Santiago de Compostela.

Reconquista

A principio del siglo XIII, en 1230, las tropas cristianas del rey Alfonso IX de León, reconquistarán Mérida y la convertirán en sede del Priorato de San Marcos de León de la Orden de Santiago.

La Encomienda de Mérida, también llamada Casas Buenas de Mérida, estaba constituida por la ciudad de Mérida, villa de Arroyo y parte de Puebla de la Calzada hasta que fue vendida a los condes de Montijo, junto con las aldeas situadas alrededor de la ciudad como Mirandilla, Aljucén, Carrascalejo, La Garrovilla, Calamonte, Trujillanos y San Pedro de Mérida. Después se fundó como aldea de la ciudad, Almendral de Mérida, independizada en 1536 con el nombre de Almendralejo.

Una vez reconquistadas las tierras emeritenses debería de haberse repuesto la sede episcopal más antigua de Hispania en la ciudad, pero debido a la negación de los obispos de Santiago de Compostela y Badajoz, y el incumplimiento de una orden papal del Vaticano, no se llegó a reponer.

Baja edad media y edad moderna
 
Será en época de los Reyes Católicos cuando la ciudad inicie una recuperación política gracias al apoyo del Maestre de Santiago, don Alonso de Cárdenas, defensor de la causa de Isabel la Católica.

Su contribución a la Conquista y colonización americana, será numerosa y significativa. Según Navarro del Castillo salieron para Indias unas 210 personas, entre las que destacan dos capitanes de renombre en la conquista de Venezuela: Juan Rodríguez Suárez y Garcí González de Silva.

Con la reorganización territorial de España, realizada por Felipe V en 1720, la ciudad fue nombrada capital de la Intendencia de Mérida.

Invasión francesa y edad contemporánea

La invasión francesa supondrá para Mérida, igual que para el resto de Extremadura, una lamentable pérdida de parte de su patrimonio histórico artístico, pero con el tiempo se recuperará de estas adversidades, y como cuenta con población abnegada, sabrá motorizar su futuro y poner velas de progreso a su desarrollo. En 1810 fue nombrada capital de la Prefectura de Guadiana y Guadajira.

A la caída del Antiguo Régimen la localidad se constituye en municipio constitucional en la región de Extremadura. Desde 1834 cabecera y sede del Partido judicial de Mérida. En el censo de 1842 contaba con 986 hogares y 3780 vecinos.

Posteriormente, cambia la situación, ya que como nudo ferroviario de Mérida han convertido a la ciudad en un núcleo industrial y de comercio en alza. Un desarrollo que se vio definitivamente respaldado con la designación de Mérida, en 1983, como Capital de la Comunidad Autónoma de Extremadura.

Junto a esta preponderancia política e industrial, la ciudad ha despertado, y sigue despertando, un gran interés por parte de arqueólogos e instituciones nacionales, regionales y locales que se afanan en sacar a la luz la inmensa riqueza arqueológica que se continúa descubriendo.

Estas circunstancias motivaron que el Conjunto Arqueológico Emeritense fuera declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en diciembre de 1993. Anteriormente, la ciudad contaba con veinte monumentos nacionales y algunos en espera de obtenerla; y por Decreto de 8 de febrero de 1973, en vísperas de conmemorarse su Bimilenario, Mérida fue declarada "Conjunto Histórico-Arqueológico", única que ostenta esa denominación en España.

En 1994 se constituyó la Archidiócesis de Mérida-Badajoz, recuperándose, de este modo, la antiquísima sede metropolitana emeritense y devolviendo la dignidad catedralicia al templo de Santa María la Mayor, heredero de la Catedral Metropolitana de Emérita Augusta. Los orígenes de este Arzobispado se remontan a la época romana, en la que tuvo doce obispados sufragáneos, según el Edicto de Milán.

Monumentos

Legado prerromano


  •     Mausoleo del Dintel de los Ríos

  •     Dolmen de Lacara

  •     Kernos de la Alcazaba


Legado romano


  •     Teatro romano de Mérida

  •     Anfiteatro de Mérida

  •     Circo romano de Mérida

  •     Puente romano sobre el río Guadiana

  •     Puente romano sobre el río Albarregas

  •     Acueducto de los Milagros

  •     Templo de Diana

  •     Arco de Trajano

  •     Casa del Mitreo

  •     Casa del Anfiteatro

  •     Pórtico del foro romano

  •     Foro romano provincial de Mérida

  •     Conjunto arqueológico de Morerías

  •     Embalse de Proserpina

  •     Embalse de Cornalvo

  •     Termas de San Lázaro

  •     Termas de Reyes Huertas


Legado visigodo y árabe


  •     Hospital de peregrinos (Xenodochium)

  •     Basílica paleocristiana de Casa Herrera

  •     Catedral de Santa María de Jerusalén

  •     Monasterio de Cauliana o Cubillana.

  •     Alcazaba Árabe


Arquitectura religiosa


  •     Concatedral de Santa María

  •     Basílica de Santa Eulalia

  •     Iglesia de Santa Clara

  •     Iglesia de Nuestra Señora de la Antigua

  •     Iglesia de Nuestra Señora del Carmen

  •     Convento de las RR.MM. Franciscanas Concepcionistas

  •     Convento de Jesús Nazareno

  •     Convento de San Andrés

  •     Conventual Santiaguista

  •     Convento de las Freylas de Santa Eulalia

  •     Hospital de San Juan de Dios

  •     Convento franciscano de San Isidro de Loriana


Arquitectura civil


  •     Palacio de los Vera-Mendoza

  •     Palacio de los Corbo

  •     Palacio de la China

  •     Real Edificio de la Carnicería


Arquitectura modernista y contemporánea


  •     Puente de Hierro

  •     Puente Lusitania

  •     Plaza de Toros

  •     Biblioteca Pública del Estado

  •     Escuela de la Administración Pública de Extremadura

  •     Palacio de Congresos y Exposiciones

  •     IFEME

  •     Edificio de Morerías

  •     Mérida III Milenio

  •     Factoría de Ocio y Creación Joven

  •     Archivo General de Extremadura

  •     Complejo Cultural Hernán Cortés

  •     Torre de Mérida

  •     Sede CHG

  •     MNAR


Conjunto arqueológico de Mérida

El conjunto arqueológico de Mérida es uno de los principales y más extensos conjuntos arqueológicos de España. Fue declarado Patrimonio de la Humanidad en 1993 por la Unesco.

Teatro romano

El teatro es una construcción promovida por el cónsul Marco Vipsanio Agripa. Según fecha inscrita en el propio teatro su construcción se produjo en los años 15 a 16 a. C.

El teatro ha sufrido varias remodelaciones, la más importante, a finales del siglo I o principios del siglo II, posiblemente en época del emperador Trajano, cuando se levantó la actual fachada o frente de escena, y otra en época de Constantino entre los años 330 y 340, introduciéndose nuevos elementos arquitectónicos-decorativos y construyéndose una calzada que rodea el monumento. Tras el abandono propiciado por el cristianismo a causa de la inmoralidad del teatro, éste se abandona y cubre de tierra, quedando solamente visible la zona superior del graderío (summa cavea). La imaginación popular la denominó "Las Siete Sillas", donde según la tradición se sentaron en ella diversos reyes moros para decidir los destinos de la ciudad.

Anfiteatro romano

Construcción más del gusto popular que el teatro, fue inaugurado en 8 a. C. Este edificio estaba destinado a las luchas entre gladiadores, entre fieras o entre hombres y fieras.

Es un edificio formado por una arena central de forma elíptica rodeada de un graderío capaz para 15.000 espectadores divididos, al igual que en el teatro en tres zonas. De estas tres zonas sólo se conserva en la actualidad la inferior ya que las dos superiores fueron utilizadas, tras su caída en desuso, como cantera para las construcciones adyacentes.

Circo romano

Con sus más de 400 m de longitud y 100 m de anchura era el mayor de los edificios de espectáculos de la ciudad y, junto con el anfiteatro, era el que gozaba de los favores de un público más dado a emociones fuertes que a cultas obras teatrales. Debido a sus grandes dimensiones se encontraba fuera del recinto amurallado, al lado de la calzada que unía Emérita con Corduba (Córdoba) y Toletum (Toledo). Este monumento es totalmente visitable.

Tenía un aforo de unos 30.000 espectadores distribuidos en un graderío con la ya clásica división en cáveas marcada por las diferentes procedencias sociales de sus ocupantes.

La fecha de su construcción data de principios del siglo I. Posiblemente durante la época de Tiberio. El recinto posee una arena central donde se efectuaban las competiciones. En medio de ésta se encuentra una valla central llamada spina de una longitud de 223 m y una anchura de 8,5 m y decorada con monolitos y otros motivos.

Uno de los espectáculos favoritos eran las carreras de bigas (dos caballos) y cuádrigas (cuatro caballos). Los conductores de los carros llamados aurigas eran personajes muy populares siendo muchos de ellos inmortalizados en pinturas y mosaicos.

Actualmente el Circo romano de Mérida posee un recién construido centro de interpretación, que permite un mejor entendimiento de la estructura del monumento antes de entrar en él.

Puente romano sobre el Guadiana

Se puede considerar, de algún modo, como el origen de la ciudad y, en todo caso, el que marca su trazado siendo prolongación de una de las arterias principales de la colonia, el Decumanus Maximus.

La situación del puente está cuidadosamente seleccionada en un vado del río Guadiana que ofrece como punto de apoyo una isla central que lo divide en dos cauces. La estructura original no ofrecía la continuidad de la actual, ya que estaba compuesto por dos tramos de arcos que se unían en la isla, donde había un gran tajamar. Éste fue sustituido por varios arcos en el siglo XVII, después de que una riada fechada en 1603 derribara parte de la estructura. En época romana se amplió en longitud varias veces, añadiéndose por lo menos cinco tramos de arcos consecutivamente para que el camino no se cortara en las periódicas crecidas del Guadiana. Eso ha hecho que esta obra llegue a los 792 m de largo, uno de los mayores que se conservan de ese momento.

Acueducto de Los Milagros

Formaba parte de la conducción que traía el agua a Mérida desde el embalse de Proserpina situado a 5 km de la ciudad. Data de inicios del I d. C.

La arquería se encuentra actualmente bastante bien conservada, sobre todo el tramo que salva el valle del río Albarregas.

Se le conoce con este nombre, debido a que parece un milagro que aún siga en pie.

Acueducto de Rabo de Buey-San Lázaro

Traía el agua de arroyos y manantiales subterráneos situados al Norte de la ciudad, se conserva bastante bien la conducción subterránea pero de la arquería construida para salvar el valle del Albarregas solo quedan tres pilares y sus correspondientes arcos próximos al monumento del circo romano y a otro acueducto del siglo XVI, en el que se utilizó el material del acueducto romano para su construcción

Templo de Diana

Edificio perteneciente al foro municipal de la ciudad. Es uno de los pocos de carácter religioso que se conserva en un estado satisfactorio. A pesar de su nombre, erróneamente asignado en su descubrimiento, el edificio estaba dedicado al culto imperial. Su construcción data del finales del siglo I a.C. o principios del I d.C, en la época augústea.

De planta rectangular, y rodeado de columnas de estilo corintio en tambores, tiene el frente orientado al foro. Este frontal estaba formado por un conjunto de seis columnas (hexástilo) rematadas en un frontispicio. A la conservación actual del edificio contribuyó el haber estado incorporado al Palacio del Conde de los Corbos, de estilo renacentista y cuyos restos pueden apreciarse aún en la sala interior del templo. En su construcción se emplearon principalmente materiales graníticos.

Arco de Trajano

Arco de entrada, posiblemente, al foro provincial. Estaba situado en el Cardo Maximus, una de las vías principales de la ciudad y comunicaba éste foro con el municipal. En su época estaba recubierto por mármol.

Hecho a base de granito, y forrado en mármol en su origen, mide 13,97 m de alto, 5,70 m de ancho y 8,67 m correspondientes a la luz del arco. Se cree que tiene un carácter triunfal, aunque también pudo servir como antesala del Foro Provincial. Inmerso en la maraña constructiva moderna y enmascarado por las casas vecinas, este arco se yergue majestuoso y admirado por viajeros e historiadores de todos los tiempos. Su denominación es arbitraria, dado que la inscripción conmemorativa se perdió siglos atrás.

Casa del Mitreo

Hallada fortuitamente a comienzos de la década de 1960, se encuentra situada en la falda meridional del cerro de San Albín. Su proximidad al área donde se supone la ubicación del Mitreo emeritense motivó su actual denominación. Toda la mansión estaba construida en mampostería con refuerzo de sillares en las esquinas. De la casa destacan los peristilos con jardín interior y en una habitación del sector occidental el célebre Mosaico Cosmogónico, representación alegórica de los elementos de la naturaleza (ríos, vientos, etc) presidida por la figura de Aion. El recinto ha sido techado y acondicionado para su visita recientemente.

Alcazaba

Junto al puente romano del río Guadiana. Construida por Abderraman II en el año 835 d. C. como bastión para controlar la ciudad, que desde el año 805 se había rebelado continuamente contra el dominio emiral. Primera alcazaba árabe de la península Ibérica.

Es una construcción compleja, que consta de un gran recinto cuadrado de 130 metros de lado capaz de albergar un buen número de tropas. En su interior se encuentran un maravilloso aljibe, edificio singular donde los halla, compuesto de una cisterna de agua inacabable (filtrada desde el Guadiana) a la que se accedía con un doble corredor desde el piso bajo de una torre. En uno de sus extremos se construyó un convento para la Orden de Santiago y que actualmente es la sede de la presidencia de la Junta de Extremadura. Junto al puente romano hay adosado otro recinto más pequeño, el denominado alcazarejo, que controlaba el paso del río a la ciudad.

Los Columbarios

Con esta denominación se conocen dos construcciones funerarias, realizadas a cielo abierto, situadas extramuros de la ciudad romana. Ambos son el mejor ejemplo de las construcciones funerarias de Emérita. Los materiales utilizados para su fabricación son la mampostería y la sillería de granito. En las dos se conservan los epígrafes identificativos de las familias propietarias (los Vaconios y los Julios) por lo que se ha podido conocer el origen y la condición de ellas.

Otros monumentos y lugares de interés


  •     Casa del anfiteatro. Denominada así por situarse junto al anfiteatro. Convendría destacar que en realidad lo descubierto es un conjunto de dos domus romanas: la denominada "Casa de la Torre del Agua", y por otro lado la propiamente dicha "Casa del anfiteatro".



  •     Yacimiento arqueológico de Morerías. Restos de un barrio romano y de un barrio árabe. Sobre él se erige el vanguardista edificio de Morerías, sede de varias consejerías de la Junta de Extremadura.



  •     Puente romano sobre el río Albarregas. Su edificación se realizó en época de Augusto, con el fin de salvar las aguas del río Albarregas antes de desembocar en el río Guadiana a escasamente unos cientos de metros río abajo. De aquí partía la Vía de la Plata hacia Astorga. Tiene 145 metros de longitud.



  •     Pórtico del Foro. Erigido en el siglo I. Fue restaurado en el siglo pasado en base a algunos de los hallazgos encontrados en el lugar, muchos de los cuales se conservan en el Museo Nacional de Arte Romano. El monumento consta de un edificio porticado con un muro donde se albergan diversas hornacinas destinadas a estatuas encontradas en este lugar. Se encuentra en las proximidades del Templo de Diana, en uno de los dos foros que poseía la ciudad: Foro romano municipal de Mérida.



  •     Termas romanas de San Lázaro. Estas termas situadas en el Parque Lineal de San Lázaro, las disfrutaban los ciudadanos de alta alcurnia que acudían a los eventos celebrados en el Circo Romano.



  •     Termas romanas y pozo de nieve de la C/ Reyes Huertas. Usado por los romanos como pozo de nieve y termas de agua fría, es único en el Imperio romano. También fue usado para almacenamiento de productos perecederos.



  •     Cripta de Santa Eulalia; Yacimiento arqueológico de Santa Eulalia. En el subsuelo de la Basílica de Santa Eulalía se encuentra un yacimiento muy interesante que describe los diversos avatares que sufrió esta iglesia desde su construcción hasta nuestros días.



  •     Obelisco de Santa Eulalia. Erigido en el siglo XVII en honor de la mártir patrona de Mérida, empleándose en su construcción diversos materiales entre los que destacan piezas romanas, como tres aras cilíndricas y un capitel. Coronando el conjunto se encuentra la imagen de la mártir, sobre un togado retrabajado.



  •     Xenodoquio. Único resto de arquitectura visigoda conservado en España que no posee un carácter litúrgico. Fue mandado construir por el Obispo Masona en la segunda mitad del siglo VI. Cercano a la Basílica de Santa Eulalia de Mérida, sirvió de hospital y albergue de los peregrinos que venían a venerar los restos de la niña mártir, utilizándose también como hospital para los pobres de la ciudad.



  •     Castellum aquae. Situado en lo alto de la calle Calvario, era el final del Acueducto de Los Milagros y el principio de la distribución del agua por toda la ciudad.


Museos

Museo Nacional de Arte Romano

El Museo Nacional de Arte Romano de Mérida, obra del prestigioso arquitecto Rafael Moneo, fue inaugurado en septiembre de 1986, albergando una excelente colección de objetos de época romana provenientes del yacimiento arqueológico de la que fuera colonia Emérita Augusta, hoy Mérida. La colección actual estuvo ubicada hasta la construcción del actual edificio en el Convento de Santa Clara. Su visita es fundamental para conocer el pasado de la ciudad y hacernos una idea de lo que fue la antigua Mérida.

Colección de Arte Visigodo

Museo dependiente del MNAR, se encuentra situado en la Iglesia de Santa Clara, que fue desde 1838 la sede del primitivo Museo Romano. Tras el traslado en 1986 de todos los materiales romanos a la nueva sede, aquí quedaron los vestigios arqueológicos encontrados en Mérida y su comarca pertenecientes a la época visigoda y algunos posteriores, destacando entre ellos pilastras y canceles decorados, estelas-veneras, o varias de las características láureas epigráficas emeritenses.

A finales del año 2009 arrancaron los trabajos definitivos para la construcción de la nueva sede, con un presupuesto estatal de 11,5 millones de euros, en un solar de casi 4000 m2 cedido por el Ayuntamiento, antes ocupado por el Cuartel de la Guardia Civil. Se espera que esta nueva ubicación, entre el teatro romano y el Estadio Romano, y por tanto más próxima al circuito arqueológico más concurrido, contribuya a que se eleve considerablemente el número de sus visitantes, actualmente muy minoritario con respecto al MNAR.

Museo Abierto de Mérida

Ubicado en Hernán Cortés, en él se encuentra el Centro de Recepción de Turistas, donde estos pueden hacer una revisión a los itinerarios, zonas y alojamientos turísticos de la ciudad. Además cuenta con restaurante-cafetería, tiendas de souvenirs, exposiciones temporales y las siguientes colecciones permanentes:

Museo de Geología de Extremadura

La base del museo la constituye la donación que realizó D. José Fernández López al Ayuntamiento de Mérida de la colección de minerales rocas y fósiles efectuada por Don Vicente Sos Baynat, eminente geólogo que trabajó a las órdenes del industrial emeritense llevándoles las explotaciones mineras en la región.

Ramón González Cerrato de acuerdo con Sos Baynat organizó la exposición como está en la actualidad dándole una orientación didáctica. A lo largo de estos últimos años se ha ido ampliando la colección, gracias a toda una serie de donaciones encabezadas por la Asociación Geológica de Extremadura.

Cuenta con unas 10.000 piezas entre minerales, rocas y fósiles representativas de la geología de Extremadura. Las piezas están clasificadas según diferentes criterios en estanterías acristaladas.: Cristalografía, clases mineralógicas, rocas, fósiles, propiedades de los minerales, asociaciones de minerales, texturas, etc.

Está formada por dos salas y en una de ellas se sitúa el almacén y la biblioteca sobre temas geológicos.

Museo de la Prehistoria

Antes de la fundación romana de Augusta Emérita la comarca emeritense, en las fértiles Vegas del Guadiana, había sido un territorio intensamente ocupado por distintas comunidades humanas desde la Prehistoria.

Son muchos los yacimientos de la Comarca de Mérida que evidencian la importancia de estas tierras desde el Paleolítico hasta la época prerromana. Algunos eran conocidos desde antiguo, como el Dolmen de Lácara, el sepulcro megalítico más grande de España; otros de más reciente descubrimiento, como el poblado orientalizante de El Palomar, en Oliva de Mérida, uno de los yacimientos más importantes de la Edad del Hierro en Extremadura. El propio casco urbano de Mérida, gracias a la intensidad de las excavaciones arqueológicas realizadas en los últimos años ha evidenciado la existencia de ocupaciones paleolíticas, neolíticas, calcolíticas, del Bronce Final y de la Edad del Hierro.

Como reflejo de la importancia de la Mérida prerromana, el Ayuntamiento de la ciudad formó en 1992 una Colección de Prehistoria. Esta colección está formada por más de 500 piezas procedentes de yacimientos prehistóricos y protohistóricos de la comarca que varios aficionados habían ido agrupando con el fin de crear un museo monográfico. La Colección Comarcal de Prehistoria estuvo expuesta en el edificio del Costurero hasta el año 2002 cuando la ampliación del antiguo Palacio de Justicia, obligó a su traslado al Centro Cultural "Alcazaba". Actualmente se expone en el Museo Abierto de Mérida.

Museo del Ferrocarril

Ubicado en el Museo Abierto de Mérida, acoge una excepcional colección de objetos relacionados con el ferrocarril, fotografías y videos, además de una maqueta de grandes dimensiones con trenes en movimiento.

Museo de la Muñeca y el Juguete

Ubicado en el Museo Abierto de Mérida, este museo expone una colección de muñecas y juguetes antiguos que abarca desde el siglo XVII hasta el siglo XX.

Museo del Agua

Ubicado en Proserpina, a 5 km del casco urbano. A través de paneles y vídeos, se explica cómo se abastecía de agua una ciudad romana como Mérida y su utilización en las casas, industria y agricultura. También hay un estanque que simboliza la importancia del agua para el ser humano.

Gastronomía

La gastronomía emeritense se basa en productos proporcionados por la naturaleza: el jamón ibérico, quesos, aceites, hortalizas, frutas silvestres, carnes, especias...

Como capital de Extremadura, Mérida ha sabido ponerse a la altura en la confección y presentación de los platos típicos de la región en sus bares y restaurantes. Platos de prestigio como el gazpacho o el ajoblanco, la ternera retinta condimentada a la pimienta, la caldereta de cordero, el conejo, la perdiz o la liebre se unen a los platos de la cocina tradicional de nombres muy extremeños, como el cojondongo, las migas, el zorongollo, los jilimojas o la cardincha de paleta de borrego.

Se tienen numerosos datos sobre la gastronomía romana, sus ingredientes y su presentación, que en épocas estivales son utilizadas por diversos restaurantes de la ciudad que ofrecen cenas y comidas romanas.

De igual forma, y como buena opción para los visitantes, en Mérida existe una Feria de la Tapa, celebrada en IFEME. Tras esta comienza la Ruta de la Tapa, que ofrece la posibilidad de conocer parte de esta gastronomía al tiempo que se realiza la visita a la ciudad.

Platos típicos:


  •     Ensaladas: zorongollos, cojondongo, jilimojas.

  •     Gazpacho extremeño.

  •     Migas extremeñas.

  •     Carnes de cordero asado o guisado.

  •     Caldereta de cordero.

  •     Cardincha de paleta de borrego.

  •     Conejo al estilo de Mérida.

  •     Escabeches con peces de río.

  •     Revueltos de espárragos trigueros.


Enlaces




 




Videos






No hay comentarios:

Publicar un comentario