viernes, 9 de noviembre de 2012

Luarca, la villa blanca de la costa verde


Panoramica de Luarca

En Luarca,”la villa blanca de la costa verde”, aunque la atraviesa el rio negro, el ambiente marinero y el paisaje típicamente asturiano concuerdan mas que en otros lugares. Su puerto es acogedor, las vistas desde la ladera vertida al mar, magnificas, y el callejeo lleno de agradables sorpresas, especialmente si recorremos el antiguo barrio medieval (las pescaderías) y las numerosas construcciones palaciegas (la de los marqueses de Gamoneda y de Ferreira y en su entorno la torre y casona de Villademoros, además de múltiples villas de indianos)

Luarca es una parroquia del concejo de Valdés, en el Principado de Asturias y una villa de dicha parroquia. La parroquia tiene una población de 5292 habitantes repartidos en 5,84 km² y casi íntegramente en la villa homónima, excepto 940 habitantes que pueblan los lugares de la parroquia. En esta parroquia se encuentra la villa de Luarca, capital del concejo de Valdés. Está situada a 92 km de Oviedo, capital del Principado.

Es una localidad de paso del Camino de Santiago y cuenta con albergue de peregrinos, situado en Almuña, a unos dos kilómetros de la villa de Luarca


Historia

Prehistoria y romanización

Los datos más antiguos de la presencia humana en el concejo de Valdés se remontan a las épocas prehistóricas, concretamente a la etapa del acheliense, hallándose útiles e industrias de homínidos en el yacimiento de Busto, siendo hasta el momento presente, el sitio que ha dado los restos arqueológicos más antiguos de todo el norte peninsular. También se han localizado restos industriales de estas mismas etapas en los sitios de Caroyas, Ribón, Paredes. Dentro de la era Megalítica, se han localizado varias necrópolis tumulares en zonas limítrofes con Cudillero, Salas, Villayón y en zonas interiores como Villuir, La Granda o Piedrafita, siendo el campo encontrado en Xugadoiro el más sobresaliente dentro de estos descubrimientos.

Dentro de la cultura castreña, varios son los asentamientos localizados por todo el concejo, aunque la ausencia de excavaciones nos ha privado de determinar con exactitud la fecha de construcción de los mismos. Lo único que podemos suponer es que los localizados en el interior eran utilizados por los romanos para sus trabajos

En las prospecciones auríferas, y que los hallados en las proximidades costeras podían estar relacionados con el control de la vía romana que se dirigía hacia Lugo. Lo que sí nos aporta la época colonizadora romana son varias monedas, un sello, y una lápida con inscripción romana encontrada en Rellón de Merás, parroquia de Paredes.

Edad media y moderna

Los primeros datos documentados que tenemos del concejo de Valdés corresponden a los siglos X y XI, en los que se producen varias donaciones, tanto al obispado de Oviedo, como a los cenobios de Corias y Bárcena, que poseían varias iglesias y terrenos del municipio. Ya en estos tiempos la población de Valdés empezaba a tener una considerable importancia, siendo dos siglos más tarde, concretamente en el año 1270, cuando el monarca Alfonso X el Sabio otorgó la Carta Puebla al territorio, concediéndoles a partir de este momento y por culpa de la anarquía, robos, y perjuicios que los nobles y caballeros cometían con las gentes del lugar, todos los derechos reales y libertades, reservándose la Corona las posesiones eclesiásticas. Siete años más tarde Valdés forma parte de la creación de la hermandad de la mayoría de las pueblas del occidente, que se desarrolla en el Alto de La Espina, y en la cual se comprometen todas ellas a colaborar entre sí, y acabar con los robos y delitos en la comarca.

Puerto
La época medieval viene marcada por la influencia que tenía en toda Luarca el incipiente Gremio de Mareantes, que agrupaba a pescadores, comerciantes y armadores para regular y defender los numerosos intereses comerciales que allí se daban. El siglo XV viene marcado por las disputas de la nobleza con la monarquía, teniendo varios linajes una autoridad bastante grande sobre buena parte de la zona, cosa que no agrada de ninguna manera a la Corona. Buena muestra de ello lo constituye la construcción de la torre de Villa de Moros, antigua fortaleza medieval que perteneció a la casa de los Peláez. En el siglo XVI, Valdés aparece en las actas de la Junta General del Principado de Asturias, como integrante del partido de los cinco concejos, documentado por primera vez en el año 1462 y que agrupaba a los municipios de Grado, Salas, Pravia, Valdés y Miranda. Durante los siglos XVI, XVII y XVIII, la jurisdicción municipal abarcaba a 13 parroquias y un anexo y 189 entidades de población repartidas por todo el territorio.

Edad contemporánea

Atalaya
El siglo XIX nos deja un acontecimiento relacionado con la Guerra de la Independencia contra los franceses, y este no es otro que el traslado, tras sufrir Oviedo la tercera invasión, de la Junta del Principado y de la Real Audiencia a Luarca, para pasar posteriormente a Castropol y Figueras. También nos deja el final del siglo la aparición de los primeros movimientos migratorios ultramarinos, estableciéndose líneas regulares de fragatas hacia América, y que volverían más tarde a su tierra natal con un fuerte poder monetario y social, es lo que llamamos la cultura de los indianos, y gracias a la cual se debe el desarrollo económico e industrial posterior en la zona, quedando también bellos legados arquitectónicos conocidos como casas de indianos de estilos modernistas coloniales.

Del siglo XX la noticia más destacada que se produce es el cambio del nombre del concejo en 1909, adoptando la nomenclatura de la capital, no siendo restituido por la antigua y más acorde denominación de Valdés hasta el año 1985. Hoy en día Valdés es uno de los concejos asturianos que mayores cosas nos ofrecen, pudiendo disfrutar de unos estupendos paisajes montañosos, unas bonitas vegas de los ríos, así como unas playas realmente bellas, consiguiendo ser uno de los destinos turísticos más solicitados. Singularmente hermoso es el pueblo de Luarca, destino de enamorados.

Lugares de interés


  • Casas de Indianos
Flota amarrada

En el barrio de Villar se encuentran las mansiones construidas por los emigrantes de finales del XIX y principios del XX.

  • El Faro de Luarca

 El faro de Luarca se encuentra situado en la Atalaya, en la punta Focicón, cerrando la ensenada del puerto por oriente, a unos trescientos metros de la villa de cuyo trazado urbano se puede decir que forma parte.

  • Mesa de Mareantes

Recinto realizado entre los años 1955 y 1959 sobre los restos de una antigua fortaleza del siglo XVI, en los que se construyó un lienzo de muralla almenado.

  • Edificios emblemáticos

Luarca cuenta con una gran riqueza arquitectónica, entre los edificios más sobresalientes se encuentra el Palacio del Marqués de Ferrera, parte construido en el siglo XIII; o el edificio del Ayuntamiento.

  • La Atalaya          

Está situada sobre un promontorio que sirvió de baluarte defensivo de los ataques provenientes del mar, según don J.E. Casariego pudo haber sido construida en el siglo XIII, aunque sufrió diversas remodelaciones en siglos posteriores.

  • Miradores

Al ubicarse la villa entre dos montañas, ofrece al visitante unas excelentes vistas desde sus dos costados. En la parte derecha se encuentra el mirador de La Funiar, y por el lado izquierdo, el mirador del Chano.

Playas

Los arenales y los xogarrales, o playas de cantos, aparecen como discontinuidades paisajísticas en una línea litoral jalonada por impresionantes acantilados, dotando a la costa valdesana de una variedad y singularidad ciertamente excepcionales. 

Las playas mas destacadas son:


  • Playa de Barayo
Vista nocturna

La playa de Barayo tiene una longitud de más de 600 m. en ella desemboca el río Barayo el cual hace de frontera entre los concejos de Luarca y Navia. Esta playa contiene cordones de dunas y diferentes especies animales y vegetales. No dispone de muchos servicios, su acceso debe ser en Sabugo donde se llega casi en vehículo hasta la playa.

  • Playa de Otur

Tiene una longitud de unos 600 m. y está constituída básicamente por arena, bloques y afloramientos rocosos. Dispone de duchas y señalización del estado de la mar. Reúne las condiciones para el buceo y el surf. Está en la localidad de Otur, tiene acceso desde la N-634 hasta la misma playa en coche.

  • Playa de Salinas

Esta playa es conocida también como la playa 3ª de Luarca. Es de una longitud de 250 m. y está formada por arenas finas, cantos y afloramientos rocosos. Tiene vigilancia diaria, servicios de ducha y wáter. Se realizan en ella actividades turísticas y deportivas. Se encuentra en Luarca capital y se puede acceder en coche.

  • Playa de Luarca

Es típicamente conocida como la 1ª y 2ª de Luarca. Tiene una longitud de más de 400 m. está formada por arenas finas, cantos y afloramientos rocosos. Tiene vigilancia diaria, servicios de ducha y agua potable. Está entre la desembocadura del río Negro y la playa de Salinas, se puede acceder en coche. Se realizan actividades turísticas y deportivas como la pesca y la vela.

  • Playa de Cueva

Playa de unos 500 metros, formada de cantos rodados, arenas y bloques. En ella desemboca el río ESVA, tiene paisaje protegido de la costa occidental, vigilancia los fines de semana. En ella se practican actividades turísticas y recreativas. Se encuentra situada en la localidad de Caroyas, desde donde hay acceso en coche a la playa.

  • Playa de Cadavedo

Playa en forma de concha de unos 400m, está formada por arenas, cantos, bloques y afloramientos rocosos. Cuenta con todo tipo de servicios y equipamientos entre ellos el de  La Cruz Roja. Se encuentra a 2 km de Cadavedo y tiene acceso señalizado desde la N-632.

Montaña y rutas

Una forma de conocer Valdés, es recorriéndolo a pie, en contacto directo con la naturaleza, lo que nos proporcionará una nueva visión del concejo. Cuenta el municipio valdesano con las primeras rutas de senderismo de pequeño recorrido que fueron homologadas en el Principado de Asturias.

Panoramica del puerto
  • Ruta de Las Hoces del Esva: Ruta de montaña. Duración 6 horas. Emplazamiento: Entre las sierras Silvallana y Adráu. Punto de partida: San Pedro de Paredes. Desnivel 500 metros. Grado de dificultad: medio-alto. Época aconsejada: Verano y Otoño. Accesos: desde Luarca, 19 km por Almuña. Desde Brieves, N-634, 9km a San Pedro.

  • Ruta del Cabo de Busto: Ruta Costera de unos 7 km. Duración 4 horas. Grado de dificultad: fácil. Se recorre por un paisaje protegido de la costa occidental. Época aconsejada: todo el año. Se accede por la N-632 desde Luarca.

  • Ruta Los LLugarions: Ruta de ribera y montaña. Distancia de unos 10 km, duración de unas 4 horas. Emplazamiento en el valle de Trevías. Punto de partida: Trevías. Desnivel: 200 m. Grado de dificultad: Fácil. Época aconsejada: Todo el año Accesos: Desde Trevías, N-634.

  • Ruta de San Antón de Concieiro: Travesía de unos 17 km. Salida desde Almuña, tiene una duración de 4 horas, grado de dificultad: fácil. Rumbo sureste hasta Ambasvías, noroeste hacia Almuña. Tiene unas grandes vistas de la costa de Valdés.


Enlaces







Videos




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada