domingo, 25 de noviembre de 2012

Los Danzantes de Anguiano

 


Cada año, con  ocasión de las  fiestas de  su  patrona María Magdalena, Anguiano ofrece la actuación de sus danzantes de zancos. En La Rioja se han utilizado los zancos por parte de los ganaderos del alto Oja para recorrer  las  zonas  húmedas,  atravesar  los  prados  encharcados  y también en época de nevadas. La danza de los zancos sólo existe en Anguiano y las primeras referencias escritas sobre ella datan del  siglo XVIII. Su  origen  no  está  claro y quizás  tenga  que  ver  con  el  ritual pastoril. Cada año en dos ocasiones y con motivo de la fiesta y traslado de la patrona del lugar, ocho jóvenes ejecutan la danza.





Orígenes

Los zancos eran usados en la zona del alto Oja para recorrer zonas húmedas y en época de nevadas, aunque se desconoce el motivo por el cual se incorporó a las danzas de veneración a Santa María Magdalena. La primera referencia escrita es un documento municipal de mayo de 1603.

Vestimenta


  •     Zancos de madera de haya con un tamaño que ronda los 50 centímetros acabados en punta. Van sujetos al tobillo mediante una horquilla y atados con cuerdas a la altura de la rodilla.

  •     Camisa blanca o azulada

  •     Chalecos con siete bandas horizontales con los colores rojo, blanco, verde, rosa, marrón, amarillo y azul.

  •     Pantalón negro rematado en la rodilla por una cinta de color.

  •     Enaguas

  •     Faldón amarillo adamascado.

  •     Faja azul.

  •     Medias blancas.

  •     Alpargatas de esparto blancas con cintas negras.

  •     Castañuelas hechas a mano con madera de boj.


Danza

Tras una misa, acompañan a la imagen de la Magdalena en su procesión junto con música de dos dulzainas y un tamboril. Comienzan en la plaza de la Obra, frente a la iglesia de San Andrés, delante de la imagen de la virgen con la danza llamada "El Agudo", posteriormente bajan girando individualmente los siete escalones entre la plaza y la calle Alta, dirigiéndose hacia la estrecha cuesta de 58 metros denominada "Cuesta de los danzadores", de los que descenderán 40 metros con una pendiente de casi un 20%. Por ella irán de uno en uno, girando mientras tocan las castañuelas hasta la plaza, donde la gente que haya se encuentra, denominada "el colchón", frena su caída. Mientras otros descienden, vuelven a subir la cuesta hasta encontrarse con la virgen que baja en andas poco a poco y volverán a tirarse hasta que la virgen llegue a la plaza del ayuntamiento. Una vez allí sin zancos, faldón y castañuelas se realiza una danza con palos de boj llamada "los troqueaos".

El descenso es muy complicado y se ayudan del vuelo del faldón, que al girar crea una "campana" de aire, proporcionándoles estabilidad. La falda es tan importante que el simple roce con el público durante la bajada puede desestabilizar al danzante haciendo que acabe en el suelo.

Fechas en las que se realiza

El domingo anterior a la Ascensión los ocho jóvenes danzadores bajan la imagen de la Magdalena de su ermita hasta la iglesia del pueblo. Permanecerá en ella hasta las fiestas de Gracias el último sábado de septiembre, donde se traslada de nuevo a la ermita donde pasará el invierno.

    El 22 de julio, festividad de la Magdalena al medio día tras la misa y al atardecer tras el rosario. Además durante estas fiestas se danza otros dos días.
    El último fin de semana de septiembre, sábado y domingo mañana y tarde.

Videos







No hay comentarios:

Publicar un comentario