lunes, 5 de noviembre de 2012

Parque Natural de Aralar, Mágico y sugerente



Mágico y sugerente, el Parque de Aralar, con sus macizos calizos, sus ríos y manantiales, de rica vegetación y fauna, con sus mitos y leyenda, cautiva con irresistible poder a propios y extraños.

Parque Natural de Aralar
Nos hallamos en uno de los grandes macizos montañosos de la Comunidad Autónoma Vasca. Enclavado en el corazón de la comarca guipuzcoana de Goierri, es el más oriental de los que componen la divisoria de aguas cántabro-mediterránea y su orografía (10.971 ha) es compartida con territorio navarro.


Panoramica en parque
Su impronta en el paisaje es excepcional, y además nos ofrece muy variados perfiles dependiendo del lugar donde nos encontremos. Desde el Goierri, la sierra nos presenta su enorme farallón septentrional, con caída pronunciada y brusca finalización hacia terrenos de Zaldibia y Amezketa. El monte Txindoki (1.346 m) destaca en todo este frente, con una silueta también multiforme según lo veamos desde distintos puntos. Si, por el contrario, divisamos la sierra desde las vías de comunicación que enlazan Donostia-San Sebastián con Pamplona/Iruña, vamos viendo durante muchos kilómetros el neto y alto perfil de las "malloas", que en un tramo son límite territorial de Gipuzkoa y Navarra, y luego se adentran en este territorio. Es aquí, en la cima de Irumugarrieta, donde alcanza la máxima cota, 1.427 m.


Morfología kárstica y monumentos megalíticos

Parque Natural de Aralar
La litología es predominantemente calcárea, con importantes fenómenos kársticos tanto en superficie como en profundidad: campos de lapiaz, sumideros y manantiales, cuevas, dolinas, cauces subterráneos, etc. De este modo, las aguas discurren en gran medida fuera de nuestra vista para salir en lugares insospechados. El monte Pardarri (1.393 m), al que accederemos con facilidad desde las campas de Igaratza, nos ofrece un magnífico ejemplo de morfologías kársticas.

La actividad humana en la zona es muy antigua como atestigua la cantidad de monumentos megalíticos, con la mayor concentración de dólmenes del País Vasco. Aralar guarda gran número de vestigios de pastores y cazadores prehistóricos: una treintena de dólmenes, más de una docena de túmulos, varios monolitos, numerosos yacimientos en cueva y dos crómlech, además de algún yacimiento al aire libre.


Fauna

En las partes altas y centrales de la sierra predominan los pastos, que en los meses de temperatura suave sustentan una importante cabaña ganadera: oveja latxa sobre todo, pero también un número considerable de yeguas y vacas.

Buitre Leonado
Por lo general, la vida animal es propia de alta montaña. Los buitres leonados están siempre presentes en el cielo, oteando la posible presencia de algún animal muerto, y las chovas piquigualdas nos sorprenden en cualquier momento saliendo en bandada de alguna cueva. Más difícil resulta ver algún quebrantahuesos, en fase de expansión desde el Pirineo, pues la especie no anida hoy por hoy en Aralar. Asimismo, podemos observar al águila real sobrevolando su territorio de caza o al pito negro, un ave forestal extremadamente escasa.

La fauna silvestre del Parque cuenta con otras muchas especies notables, además de las citadas. Valgan como ejemplos el tritón alpino, el acentor alpino, la ratilla nival, la marta, el gato montés, el jabalí...


Flora

Paisaje en el parque
Hacia los bordes y estribaciones de la sierra perduran importantes bosques. Mencionemos primero el de Lizarrusti, uno de los grandes hayedos del territorio vasco. Bordeando el embalse de Lareo, bien integrado en el paisaje, hallamos el excepcional hayedo de Akaitz-Sastarri, notable por el gran número de tejos adultos que salpican el mismo. El encinar cantábrico viste las escarpadas laderas del "domo de Ataun", y muestras de otros tipos de bosque (robledal, bosques mixtos de crestón...) se hallan dispersas por la zona.

La flora rupícola (de grietas y fisuras de rocas), es interesantísima, pues las especies endémicas pirenaico-cantábricas son muy numerosas.


Actividades y servicios

Centro de interpretacion
La sierra de Aralar en el corazón del Goierri (tierras altas) guipuzcoano, presenta un fascinante relieve con grandes elevaciones calizas, siendo su cumbre emblemática el Txindoki. El agua en estos materiales calizos ha originado una profusión de simas, manantiales, sumideros y corrientes de agua subterráneas. Existen magníficos bosques como los hayedos de Akaitz-Sastarri y Lizarrusti, encinares como el de Itaundieta-Liezadi y los robledales-bosques mixtos de la cara norte del Txindoki. Esta zona que es eminentemente pastoril (oveja latxa), presenta la mayor concentración de dólmenes de Euskadi.









  •   6 áreas recreativas con mesas, fuentes, asadores y otros servicios.



  • Albergue municipal de Abaltzisketa.



  •  Albergue Refugio de montaña de la Sierra de Aralar.



  • El centro de interpretación del parque Parketxe de Lizarrusti, en el límite de Gipuzkoa y Navarra en la carretera GI-120. Tel: 943 58 20 69


Rutas de senderos

Enlaces






Videos






No hay comentarios:

Publicar un comentario