viernes, 26 de octubre de 2012

Parque natural de Baixa Limia-Serra do Xurés



El parque natural de Sierra Baja Limia-Jurés es un parque natural gallego establecido en el año 1993, que abarca 20.920 hectáreas. Está ubicado en el sur de la provincia de Orense, y extiende su zona de actuación a las montañas de los municipios de Entrimo, Lovios y Muiños hasta la frontera con Portugal, limitando con el Parque Nacional de Peneda-Gerês. Es una zona montañosa en la que el material geológico predominante es el granito. Dentro de sus límites están los circos glaciares de menor altitud de la península.


La UNESCO ha declarado el Parque Xurés como reserva de la Biosfera. En la 21ª reunión del Consejo Internacional de Coordinación del Programa sobre El Hombre y la Biosfera (MAB) celebrado del 25 al 29 de mayo de 2009 en la Isla de Jeju (República de Corea). El Consejo decidió añadir 22 nuevos sitios a la Red Mundial de Reservas de Biosfera (RMBR) de la UNESCO, que ahora cuenta con un total de 533 reservas situadas en 106 países. Una de las que se añadieron fue la del Parque Internacional Xures-Geres según la propia web de la UNESCO  GERES / Xurés es una reserva de la biosfera transfronteriza situada entre España y Portugal que se ha establecido sobre la base de la continuidad biogeográfica de las Sierras Galaico- Miñotas y sus valles compartida por ambos países. La importancia del sitio desde un punto de vista ecológico se debe a la riqueza de los ecosistemas forestales y de turberas y un alto nivel de especies endémicas que se ha desarrollado por las influencias climáticas entre el océano Atlántico y el Mediterráneo.


 Clima


El Parque Natural Baixa Limia-Serra do Xurés se encuentra en una zona de transición entre los climas atlántico y mediterráneo, el cual se refleja en los parámetros climáticos. La temperatura media anual oscila entre los 14ºC correspondientes al área noroccidental del Espacio Natural y los 10ºC de la zona Sur donde se aprecia una mayor continentalidad. Los valores más elevados se alcanzan en los meses de julio y agosto, llegando a temperaturas extremas de 35 ºC; mientras que los más bajos suelen alcanzar los –5ºC durante el período invernal (diciembre, enero). En cuanto al régimen pluviométrico, la precipitación acumulada media a lo largo del año fluctúa en la mayor parte del territorio, incluido en el Parque Natural, entre los 800 y los 1600 mm, aunque en los valles más encajados y de menor altitud la precipitación anual se estima que puede situarse por debajo de los 600 mm. Las lluvias más abundantes se producen en otoño e invierno, siendo escasas en el período estival. La evapotranspiración potencial anual se sitúa en la mayor parte del territorio entre 500 y 700 mm a lo largo del año, aunque en las zonas más térmicas se sitúa por encima de los 750 mm anuales. En tanto que, el balance hídrico en la práctica totalidad del Parque Natural es positivo, con superávits en las zonas más altas de 1000 mm, aunque en el encajado valle del río Salas se reconoce un cierto déficit, superior incluso a 150 mm en las zonas más bajas.

 


Las características transicionales del clima se confirman de acuerdo con la clasificación fitoclimática de Allué Andrade (1990), puesto que los tipos presentes dentro del territorio de estudio serían el Nemoral VI en las zonas de mayor altitud (por encima de los 600 m), y el Nemoral VI (V) en las zonas más bajas. Los tipos Nemorales se caracterizan por poseer características intermedias entre los Mediterráneos y los Oroborealoides, por lo que el autor los vincula con las siguientes asociaciones de vegetación potencial: melojares, encinares, robledos y hayales



Flora



La Baixa Limia se sitúa en torno a una serie de estribaciones galaico-minhotas, que presentan un compendio de taxones y sintaxones muy importante, incluyendo algunos elementos que son endémicos o que presentan aquí su límite de distribución. El interés florístico y la importancia a nivel gallego de la Baixa Limia, desde un punto de vista botánico, quedan puestos de manifiesto por el gran número de taxones presentes. Sirva a estos efectos como ejemplo el hecho de que alrededor del 26% de las plantas vasculares fueron citadas dentro de los límites del territorio estudiado, la superficie del cual representa menos de un 1% de la de Galicia. Por lo que respecta a la presencia de flora vascular de interés para la conservación, se debe resaltar la presencia de 23 especies incluidas en los diferentes listados de protección a nivel europeo, nacional y autonómico. Se incluyen 3 especies en el Convenio de Berna, 10 en alguno de los Anexos de la Directiva 92/43/CEE y 17 en el recientemente aprobado catálogo Gallego de Especies Amenazadas, de las cuales 8 están consideradas en peligro de extinción. Esto supone un número importante de especies protegidas en el Parque Natural Baixa Limia – Serra do Xurés, lo que contribuye de forma significativa a la conservación de la biodiversidad.


Fauna



La Sierra del Xurés constituye un conjunto de estribaciones montañosas galaico-minhotas, presentando un compendio de especies que tienen aquí su límite de distribución. Al igual que en el resto de Galicia, la extensa y variada red hidrográfica existente se convierte en el hábitat de numerosas especies piscícolas, así como de aves, anfibios y mamíferos. Como trazo cualitativo importante, es necesario destacar que en la Baixa Limia se encuentran algunas de las áreas de mosaico de roquedos y matorrales más extensos y mejor conservados de Galicia, siendo éste el hábitat de numerosas aves de presa, paseriformes, micro mamíferos, mustélidos, cánidos, reptiles y demás grupos de animales. En base a las distintas fuentes bibliográficas existentes, este territorio proporciona refugio a numerosas poblaciones faunísticas de gran valor natural como consecuencia de la interacción entre las características orográficas y las diversas comunidades vegetales presentes en el mismo. Así, se llegan a contabilizar en el territorio un total de 229 especies de vertebrados (peces, anfibios, reptiles, aves y mamíferos), y 82 de invertebrados.
 

 Entre los invertebrados de interés para la conservación de la naturaleza, debido a su inclusión en listados y disposiciones legales de protección y de amenaza, presentes en la Baixa Limia, están documentados un total de 3 taxones en función de la bibliografía existente: el lepidóptero Euphydryas aurinia, el coleóptero Lucanus cervus y el odonato Macromia splendens. Los números totales de las diferentes clases de vertebrados muestran una gran diversidad faunística existente en la Baixa Limia, siendo los motivos de esta elevada diversidad factores como la situación del territorio, la variedad de situaciones topográficas y la importancia del elemento humano en la configuración del paisaje. La comparación de los datos anteriores con los conocidos para el resto de Galicia y otros territorios comunitarios, pone de manifiesto la importancia del espacio, tanto en el contexto gallego como ibérico y europeo. Las 220 especies de vertebrados (excluidos los peces continentales) presentes en el territorio objeto de estudio representan alrededor del 73% del total gallego y el 40% del nacional. También se observa, teniendo en cuenta el indicado anteriormente, que la Baixa Limia posee una diversidad superior a la del resto de Galicia (casi el doble del Índice de diversidad) y a la de países europeos como Portugal, Alemania, Luxemburgo, Bélgica, Holanda, Dinamarca, Reino Unido, siendo superada únicamente por España. Según Hervella & Caballero (1999), pueblan las aguas continentales gallegas 27 especies piscícolas, de las que 19 son autóctonas y 8 introducidas. En el caso del territorio objeto de estudio están presentes 4 peces: Barbus bocagei, Chondrostoma arcasii, Chondrostoma duriense y Gasterosteus gymnurus.

 
En el caso de los anfibios (12 especies), su número representa una cifra importante a nivel regional, pues en toda Galicia se han citado únicamente 15 especies, especialmente si se tiene en cuenta que se trata de un territorio que no destaca por albergar grandes medios lagunares. Se establece una mayor riqueza específica para los reptiles, cobrando mucha importancia puesto que de las 24 especies reconocidas en Galicia, 16 se encuentran en la Sierra del Xurés y alrededores, lo que equivale al 67% del total.

Para el territorio objeto de estudio se ha constatado, dentro del grupo de los anfibios, la presencia de 3 "limpia fuentes" (xen. Triturus e Lissotriton) citados en Galicia. Dos especies están incluidas en el 


Anexo II de la Directiva 92/43/CEE; la salamandra rabilarga (Chioglossa lusitanica), endemismo del noroeste ibérico que habita en pequeños cursos de agua limpia y corriente débil, y el sapillo pintojo ibérico (Discoglossus galganoi), endemismo del oeste peninsular. Existen además otras especies incluidas en el Catálogo Nacional de Especies Amenazadas e en el Catálogo Gallego de Especies Amenazadas, mientras que el Convenio de Berna engloba a toda la herpetofauna europea. Un total de 151 especies de aves viven temporal o permanentemente en la Baixa Limia, representando el 76% de las censadas en Galicia, en su mayoría nidificantes. Se trata pues, de una de las zonas de Galicia con mayor número de especies nidificantes, especialmente si se tiene en cuenta que faltan las propias de los humedales continentales, marismas y de áreas costeras. El listado de mamíferos del espacio natural consta de 41 especies, todas ellas autóctonas, lo que constituye el 65% del total gallego y siendo, por lo tanto, una de las zonas de Galicia de mayor riqueza de esta Clase de vertebrados. Un total de 12 mamíferos están incluidos en alguno de los anexos de la Directiva 92/43/CEE, de entre las que destacan la nutria y el desmán de los Pirineos (Lutra lutra, Galemys pyrenaicus), incluidos en el Anexo II del mismo modo que 5 quirópteros presentes en el territorio. En cuanto a los Convenios de Berna y Bonn, se recogen en sus listados mamíferos que habitan en el territorio objeto de estudio hasta sumar un total de 28 especies, el 68% del total. En conjunto, y según los datos de los que se dispone, una gran parte de los mamíferos de la Sierra del Xurés presentan poboaciones estables o en ligero aumento, como es el caso del corzo (Capreolus capreolus) y del jabalí (Sus scrofa), siguiendo la tónica que se da en el resto de la comunidad gallega. No obstante, hay otros casos en los que el número de individuos tiende a ser cada vez menor, caso de la liebre (Lepus granatensis) y el conejo (Oryctolagus cuniculus), también en consonancia con lo registrado en esta comunidad autónoma.

 Que ver y que hacer

Un espacio de gran contraste visual. Las sierras de Xurés, Leboreiro, Santa Eufemia y Do Quinxo; Las riberas no alteradas de los ríos Salas y Covas, el barranco de Olelas, los bosques y picos de Fontefría, la arquitectura popular o los numerosos e impresionantes monumentos megalíticos repartidos por toda la zona.

En los alrededores abundan los caminos de senderismo, Pequeños Recorridos Gallegos (PRG) y otros, por diferentes paisajes – cerca de ríos, en las cimas de las montañas, dentro de bosques, por campos y pueblos pequeños…El folleto con las descripciones de las PRG se llama “Sendas” y se puede descargar en formato pdf desde: http://www.turgalicia.es/folletos-turisticos-de-galicia?pageSize=12&numPage=3


Patrimonio cultural

Toda la comarca posee un valiosísimo patrimonio arqueológico, etnográfico e histórico. De obligada visita, entre otros, la ?Casa da Moura? cerca de Queguas en el extremo noroeste del Parque, el Castro de Taboadela o el de Outeiro de Cela, multitud de restos románicos, los ?miliarios?, las calzadas, los baños de Riocaldo, la Iglesia visigoda de Santa Comba de Bande. Igual atractivo ofrecen los numerosos ejemplos de arquitectura civil, los puente de Casal, Pacín, Covas y Porto Pequeño en Entrimo; los corrales para guardar el ganado de Cortes de Carballeira, hoy convertidas muchas de ellas en albergues, los hórreos de piedra de Torneiros, las ?alvarizas?, cerradas de colmenas, muchas de ellas de elaboración tradicional hechas con corteza de alcornoque.




Enlaces





Videos







No hay comentarios:

Publicar un comentario