domingo, 28 de octubre de 2012

San Millan de la Cogolla, Cuna del Castellano




Remontando el río Najerilla y su afluente el río Cárdenas, en las estribaciones de la Sierra de la Demanda bajo las cumbres nevadas en invierno del monte San Lorenzo, el más alto de La Rioja (2.262 metros) encontramos San Millán de la Cogolla, testigo hace mil años del nacimiento de una lengua. Aqui, en un austero retiro monástico, fueron escritas las primeras palabras en castellano. Los monasterios de Suso y Yuso, escenarios de aquella explosión cultural, crecieron durante los siglos siguientes hasta convertirse en el gran polo de atracción de la región.
Fue declarado Patrimonio de la Humanidad en 1997.



 Historia

El municipio tomó su nombre del santo Millán, anacoreta que fue alumno de San Felices y vivió del 474 al 575, creador de la comunidad mixta de eremitas de Suso, que luego daría lugar a uno de los focos culturales más importantes de la época medieval en el sur de Europa.

Por esas fechas existía en el lugar una iglesia llamada de San Jorge, que sería iglesia parroquial del pueblo hasta 1542, en la que se encontraba la sepultura de Santa Potamia, discípula de San Millán. Esta ermita, del siglo XII, se conserva en la actualidad a la entrada del pueblo, junto al Río Cárdenas, y está considerada una de las iglesias consagradas más antiguas de La Rioja.




La localidad está compuesta por cuatro barrios.

El barrio más antiguo es el denominado tradicionalmente "Santurde" que, según datos existentes en el archivo monacal del Monasterio de Suso, existía ya en el siglo IX. Tras la construcción del Monasterio de Yuso, el pueblo se fue extendiendo hacia él formando otro barrio, denominado "Barrionuevo", que en la actualidad ocupa la práctica totalidad de la localidad.

Otro barrio, creado a partir del siglo XIV, es el "Prestiño", que circunda el Monasterio de Yuso en su parte norte y este, en el que destacan construcciones relacionadas con el mismo, tal como el antiguo hospital del Monasterio y molinos y almacenes que se transformaron en viviendas con el paso del tiempo.

El barrio más apartado es "Lugar del Río", situado a 2 km aguas arriba del Cárdenas, siendo un lugar tranquilo y apacible rodeado de prados, choperas y estampas clásicas de montaña.

Entre los siglos XVI y XVII, se levantó el Monasterio de San Millán de Yuso (o de abajo), de grandes proporciones denominado desde los años 1960 el "Escorial de La Rioja". Este monasterio fue uno de los más influyentes en la época medieval en la península Ibérica y fue el centro religioso de muchas zonas de La Rioja, Burgos, Soria, Palencia y Álava.

En 1997 los monasterios de San Millán de la Cogolla, Suso y Yuso fueron catalogados por la UNESCO como Patrimonio de la Humanidad.

Monasterio de Suso

Monasterio de Suso
El Monasterio de San Millán de Suso (Suso del latín sursum significa "arriba"), surgió de las cuevas que habitaron los eremitas discípulos de San Millán, allá por el siglo VI, alrededor de la cueva que albergaba sus restos. Las ampliaciones que se sucedieron hasta el siglo XII, convirtieron aquellas cuevas en cenobio y en monasterio. Se pueden observar en los diferentes estilos arquitectónicos que se fueron superponiendo entre los siglos VI y XI: visigótico, mozárabe y románico.

La importancia cultural de Suso se manifiesta en la colección de manuscritos y códices que salieron de su escriptorio: el Códice Emilianense de los Concilios (992), la Biblia de Quiso (664) o varias copias de Beato de Liébana (autor del siglo VIII), lo que le hace ser uno de los principales escriptorios, si no el más notable, de la Edad Media española. Es el marco en el que va a surgir la que hoy es la más antigua manifestación escrita de la Lengua Española.

Monasterio de Yuso

Monasterio de Yuso
El origen de la construcción del monasterio se refleja en una leyenda que narra como el rey García, el de Nájera, ordenó el traslado de los restos de San Millán que se encontraban en Suso, al Monasterio de Santa María La Real de Nájera. Los bueyes que tiraban de la carreta se detuvieron en el valle como si los restos del Santo no quisiesen abandonarlo, construyendo en ese lugar el Monasterio de Yuso. Un monasterio románico de los siglos X y XI, sobre el que se construyó entre los siglos XVI y XVIII el actual Monasterio de Yuso por los abades benedictinos. En él se conjugan estilos: renacentista y barroco principalmente. Los monjes benedictinos se trasladaron al monasterio en el siglo X. Uno de los priores más relevantes fue Domingo, natural de la población riojana de Cañas, más conocido como Santo Domingo de Silos.

La iglesia del monasterio es lo primero que se hizo de todo este conjunto, comenzada en el año 1504 se terminó treinta seis años después, está catalogada dentro del gótico decadente. El grandioso retablo del altar mayor contiene lienzos de Fray Juan Ricci, de la escuela del Greco, que representan a San Millán a caballo en la batalla de Hacinas y otras devociones del lugar. La extraordinaria rejería de Sebastián de Medina de 1676 completa el conjunto artístico de la capilla mayor.

Los monjes benedictinos permanecieron en este lugar hasta la desamortización de 1835. Actualmente son los frailes agustinos recoletos los que mantienen vivo el espíritu del monasterio.

Las Glosas Emilianenses
  
La singularidad más sobresaliente de los Monasterios de San Millán de la Cogolla, es que allí se escribieron las primeras frases que se han encontrado en la lengua romance que hoy conocemos como castellano o español.

Allí, en el siglo XI, alrededor del 1040, alguien que, como estudiante o predicador, encontraba dificultades de comprensión en determinadas expresiones del texto latino que estaba leyendo (el latín era la lengua culta en la que se escribía, pero el pueblo se comunicaba en latín vulgar, en un latín "degenerado ", que luego será el castellano), hizo lo que en todo tiempo ha sido usual: anotar al lado de la expresión que le resultaba oscura otra que la tradujera, que se la hiciera comprensible.

El texto o códice que el glosador leía es el que se conoce como Aemilianenses 60, las anotaciones aclaratorias son las denominadas Glosas Emilianenses.

De éstas, las escritas en romance, son consideradas hasta hace poco la más antigua aparición escrita de romance castellano. Además también se vienen estudiando los glosarios o diccionarios que constituyen una autentica labor filológica sobre la evolución del latín al castellano.

Las primeras palabras escritas en euskera se han encontrado igualmente en el mismo Códice 60, copiado en San Millán de la Cogolla.


Gestión de visitas turísticas

Los monasterios son en la actualidad independientes por lo que es necesario tramitar por separado las visitas.

Monasterio de Suso (arriba) Es necesario hacer una reserva en la Central de Reservas del Monasterio de Suso a través del teléfono o fax 941 373 082. La visita es guiada y dura unos 30 minutos. El acceso al monasterio está restringido y no se puede acceder con vehículo privado.

Monasterio de Yuso (abajo) Información en el teléfono 941 373049 o en Web oficial de Yuso.

Senderismo en San Millan

GR-93 EZCARAY - SAN MILLÁN

El GR-93 atraviesa toda la sierra riojana. La primera etapa de este sendero de gran recorrido, de 16,5 kilómetros, une las localidades de Ezcaray y San Millán de la Cogolla, pasando por Turza, Pazuengos y Lugar del Río. Entre Ezcaray y Pazuengos, el camino atraviesa praderas bordeadas por bosques arbolados, que conforman un paisaje típicamente cantábrico, y cuya expresión máxima se alcanza en el Valle del Oja.

En el término de Pazuengos, el camino recorre hayedos y rebollares, mientras que, cerca de Lugar del Río, el paisaje está formado por cultivos abancalados, hoy día abandonados, que el ganado aprovecha como pastizales extensivos.

GR-93 SAN MILLÁN – ANGUIANO

La segunda etapa de este sendero, de 22 kilómetros, une San Millán de la Cogolla y Anguiano. Paisaje variado de media montaña con bosques de hayas, rebollos, encinas y algunas plantaciones de pino silvestre.

Entre Tobía y Anguiano, se bordean las espectaculares peñas que marcan la transición entre el Valle del Ebro y la Sierra. Matute es un pueblo en alto con una iglesia del siglo XVI (Iglesia de San Román), Anguiano se encuentra sobre el río Najerilla, el más caudaloso y mejor conservado de La Rioja. Alejado del centro urbano, podemos visitar el Monasterio que aloja a la Patrona de La Rioja, la Virgen de Valvanera.


LOS PASOS DEL SANTO - RUTA DE LA CUEVA DEL SANTO

Duración aproximada de cuatro horas, de carácter lineal, totalmente balizada. Saliendo del parking del Monasterio de Yuso y dirigiéndose hacia Lugar del Río, accederán a una zona de descanso con un refugio y mesas, este paraje es conocido como "La Eméndula" deberán tomar el sendero que comienza a la izquierda y en veinte minutos llegarán hasta la Cueva del Santo, una pequeña ermita.

LOS PASOS DEL SANTO - RUTA DE GONZALO DE BERCEO

Duración aproximada de dos horas, al tratarse de un sendero circular, tomaremos como punto de referencia de salida el Monasterio de Yuso, y atravesaremos la localidad de San Millán para llegar hasta Berceo y de allí hasta el Monasterio de Suso por camino, (es necesario saber que el hecho de subir caminando a Suso no implica poder acceder al interior del monasterio salvo que estén en posesión de la pertinente entrada), desde Suso parte la senda que nos llevará de nuevo hasta el Monasterio de Yuso .

Enlaces



Videos 






No hay comentarios:

Publicar un comentario