domingo, 26 de agosto de 2012

Bermeo – País Vasco

Bermeo





Bermeo se encuentra en la costa de Bizkaia, dentro de la comarca de Busturialdea. Constituye uno de los principales puertos pesqueros del territorio histórico. Está situado en las faldas del monte Sollube, mientras que su línea de costa presenta abundantes acantilados y rocas como San Juan de Gaztelugatxe y las islas de Akatz e Izaro. En su costa hay pequeños entrantes como el que da lugar al cabo de Matxitxako.









Historia

La noticia documental más antigua de Bermeo es la consignada en la donación que hicieron el primer Señor de Vizcaya, Don lñigo López "Ezkerra" y su esposa Doña Toda, de heredades en San Juan de Gaztelugatxe, Bermeo al monasterio de San Juan de la Peña en el año 1051. Años más tarde, en 1082, vuelve a citarse el nombre de Bermeo en la donación que hicieron Don Lope lñiguez, segundo Señor, y su esposa Doña Tecla, al Monasterio de San Millán de la Cogolla, de la Iglesia de "Sancti Michaelis Arcangeli in Portu de Vermelio". Estos documentos hablan de la antigüedad de Bermeo, aunque podría remontarse a épocas muy anteriores. Pues algunas leyendas sitúan la fundación del antiguo puerto de los Amanos en Túbal, descendiente de Noé, 150 años después del diluvio, o por los romanos en el siglo I a. C. bajo el gobierno del emperador Flavio Vespasiano.

 Le dio Fuero en Logroño y título de Villa Don Lope Díaz II de Haro, Señor de Vizcaya, y aunque el documento no tenía fecha, sin duda fue expedido el año 1236. El Rey Don Alfonso X El Sabio hallándose en el cerco del castillo de Unzueta del Valle de Orozco, el 12 de agosto de 1277 confirmó este privilegio.

 Posteriormente, el 18 de marzo de 1285, el octavo Señor, Don Lope Díaz de Haro, amplió y mejoró sus términos, y lo mismo hizo el Señor Don Tello, por privilegio expedido el 25 de abril de 1366. En 1296 pasó a formar parte de la Hermandad de las Villas de la Marina de Castilla con Vitoria.

 Refiriéndose a Bermeo, un documento de 1269 menciona «cinco cabañas» a orillas del mar, lo que parece indicar que la actividad pesquera todavía era estacional. Pero también describe instalaciones más importantes, y dice que hay dos puertos, mayor y menor, y que el menor se puede cerrar con una cadena. También menciona otros dos fondeaderos llamados Arcaeta y Portuondo, que probablemente estarían en la ría de Mundaca. Bermeo y otras villas costeras irán convirtiéndose en importantes centros pesqueros y comerciales hasta el desastre de la peste negra del verano y otoño de 1348.

Panoramica del puerto
 Varios Señores de Vizcaya y a la vez reyes castellanos confirmaron los Fueros y Privilegios de la Villa en la Iglesia de Santa Eufemia. Entre ellos, Fernando el Católico, quién el 31 de julio de 1476 confirmó a la villa como "Cabeza de Vizcaya", título que Bermeo hacía tiempo empleaba y que le fue arrebatado en 1602 tras duro y largo pleito interpuesto por los próceres que gobernaban Bilbao y otras instituciones del Señorío, que no se resignaron a que, siquiera de forma simbólica, Bermeo siguiera ostentando tal distinción.

 No obstante, la primacía que vino manteniendo Bermeo en relación con las demás Villas y Anteiglesias se traduce en el hecho de que en las Juntas Generales tenía el primer voto y asiento, y cuando hablaban sus procuradores solían descubrir sus cabezas los demás que se encontraban en la Junta. Actualmente, la cabeza barbada de anciano que figura como una de las armas de su escudo heráldico, patentiza y perpetúa con toda justicia el arrebatado título.

 La importancia que tuvo Bermeo se puede colegir de los numerosos privilegios y exenciones que alcanzó de los Señores y de los Reyes. Desafortunadamente los diversos incendios que padeció la Villa destruyeron todos estos documentos, si bien se conoce perfectamente su enumeración y sus fechas de otorgamiento. Ello muestra el prestigio que mantuvo la Villa y el favor del que en todo momento gozó.

 Las luchas de los banderizos vizcaínos turbaron la vida de Bermeo durante el siglo XV y juntamente con los incendios que había sufrido en siglos anteriores (concretamente en los años 1297, 1347,1360, 1422) arruinaron Bermeo e hicieron que su población disminuyera continuamente. Por otra parte, la fundación de la Villa de Bilbao en el año 1300 contribuyó notablemente a la decadencia de Bermeo.

 Más adelante, nuevos incendios, uno de ellos el del año 1504, afectando a toda la Villa, asestaron buenos golpes de desdicha y desolación, haciendo peligrar incluso su propia supervivencia.

 A pesar de los padecimientos sufridos, Bermeo, durante el siglo XVI, mantuvo su prestigio, de lo que dan fe, por ejemplo, la ratificación de las Ordenanzas de la Cofradía de Pescadores el 7 de abril de 1527; la confirmación por el rey Carlos I de anteriores privilegios en el sentido de que "ni los vecinos de Bermeo, ni sus mercancías, ni extranjero que viniese a Bermeo con sus mercancías, fuese prendido sino por deuda propia o por fianza", dado en Madrid el 10 de marzo de 1546; el jubileo concedido al Convento de San Francisco por el Papa Pablo IV por bula fechada el año 1563, etc.

 No obstante, Bermeo ostenta durante el siglo XVI, a despecho de su adversa suerte, una dualidad "pesca-comercio" y mantiene la mayor y mejor flota pesquera de la península, al tiempo que sus buques mercantes continúan la vieja rivalidad secular con el puerto de Bilbao.

 El siglo XVIII marca para Bermeo una etapa de franco florecimiento, debido fundamentalmente, al desarrollo paulatino de la actividad pesquera, que hasta entonces venía simultaneando con la del comercio. Reanuda su dedicación a la pesca y con ella se inicia también un período de una importante actividad constructiva en muelles, calles, edificios, arroyos, escolleras, etc., lo que produce un apreciable desarrollo urbano y un considerable aumento de su población, así como una masiva implantación de "talleres u oficinas de salar pescado" e industrias auxiliares de la pesca, como la construcción naval con sus carpinteros de ribera y calafates.
Puerto

 Tras nuevas convulsiones provocadas por la invasión napoleónica y por las guerras carlistas, hacia el año 1872 experimenta Bermeo un extraordinario auge, con una floreciente situación económica motivada por las importantes capturas de pesca. Ello permitió emprender importantes obras de infraestructura y de construcción de edificios y de servicios públicos, muchos de los cuales han llegado hasta nuestros días. La reconstrucción de la Casa Consistorial, el antiguo matadero, la iglesia de Santa María son de esta época. Se convierte así, después de Bilbao, en la localidad vizcaína más poblada y en mejor estado económico.

 Ya en el siglo XX, Bermeo se lanzó al mar con mayor ímpetu que nunca, acogiéndose a todos los avances tecnológicos, llegando con ello a una extraordinaria situación de florecimiento y manteniéndose en la vanguardia de las flotas pesqueras de bajura. Posee también una importantísima flota de altura, así como una extraordinaria estructuración industrial pesquera.

El puerto

 Bermeo ganó importancia como puerto durante la Edad Media. En aquella época la pesca y el comercio eran protagonistas. El puerto es de los más importantes del País Vasco, siendo el más importante en cuanto a la pesca de bajura.

 Actualmente, debido a las inversiones realizadas por el Gobierno Vasco, ha recuperado su actividad mercantil. Además, desde 2006 posee el Puerto Deportivo de Bermeo. Cabe destacar su muelle industrial y comercial.

Transportes y Comunicaciones

 Bermeo está unido a Munguía (18 km) a través de la carretera BI-631 y a Guernica y Luno (14 km) a través de la carretera BI-2235. También posee la carretera BI-3101 que une la localidad con Baquio (12 km). La capital, Bilbao (33 km), está conectada con la localidad a través de las carreteras BI-631, así como la BI-2235 que enlaza con la A-8 AP-8. La carretera BI-631 está formada por tramos mayoritariamente de autovía a excepción del tramo del monte Sollube dónde la Diputación Foral de Vizcaya planea construir un túnel mediante el cual la totalidad de la BI-631 llegará a ser autovía. También está proyectada la variante de Bermeo, que unirá las carreteras BI-631 y la BI-2235 por la zona sur de la localidad.

 Bermeo posee además diferentes servicios de autobús, tren, taxi y autobús urbano.
Atardecer desde Izaro

 Bizkaibus

 Bizkaibus ofrece diferentes líneas de autobús que conectan la localidad con distintos destinos:

 A 3515 Bermeo - Guernica - Amorebieta - Bilbao BI-2235(De lunes a viernes de 6:30 a 22:00 cada media hora / Sábados, domingos y festivos de 6:30 a 22:30 cada hora)

 A 3527 Bermeo - Munguía - Bilbao (Por autovía BI-631) (De lunes a viernes de 6:50 a 21:50 cada hora / Sábados, domingos y festivos de 9:50 a 20:50 cada dos horas)

 A 3528 Bermeo - Munguía - Derio - Universidad del País Vasco BI-631 (De lunes a viernes a las 6:40, 7:40, 8:40, 9:40, 13:40 / Fines de semana y festivos no hay servicio)

 A 3524 Bermeo - Baquio BI-3101 (De lunes a viernes de 7:15 a 19:15 cada dos horas / Fines de semana y festivos no hay servicio)

 Euskotren

 Euskotren ofrece distintas líneas de ferrocarril que unen la localidad directamente con Bilbao y las localidades que quedan a su paso; y mediante transbordo las localidades del este de Vizcaya y Guipúzcoa.

 Bermeo - Bilbao (De lunes a viernes de 6:18 a 20:48 cada media hora y a las 21:35 y 22:35 / Sábados, domingos y festivos de 7:43 a 21:43 cada hora)

Buceo en machichaco
 Bermeo - Guernica - Amorebieta (Sábados servicio nocturno a las 23:39, 1:18, 3:18, 5:18)

 Bermeo - Guernica (Sábados servicio nocturno a las 22:43,7:43)

  Taxis

 Hay una parada de taxis en el parque Lamera dónde diversos taxis están disponibles. La parada tiene teléfono para recibir avisos.

 Bermibus

 Bermibus es un autobús urbano que une distintos puntos de la localidad durante la mañana y la tarde. (De lunes a viernes)

Cultura

Fiestas y Actos culturales

 Su pintoresco puerto, su acogedor casco viejo, sus pequeñas calas para el baño, su típica cocina surtida de pescados frescos y bien condimentados, sus excelentes condiciones climatológicas -inviernos suaves y veranos no muy calurosos- hacen de Bermeo de los lugares turísticos más apacibles y de mayor atractivo de Vizcaya, en el que late, además, la vida de un pueblo vasco cargado de profundas y arraigadas tradiciones pesqueras.

Que visitar

 San Juan de Gaztelugatxe

Puesta de sol en Gaztelugatxe
 Tomando la carretera hacia Baquio encontraremos el faro de Machichaco, en el cabo del mismo nombre. Continuando el camino llegaremos a la Isla de Aquech, junto a la peña de San Juan de Gaztelugatxe. Esta peña, es en sí un islote unido a tierra mediante un puente en el que en el siglo XIV hubo un castillo y en el que hoy en día se sitúa la ermita de San Juan. Cada 24 de junio se realiza una romería desde Bermeo hasta el peñón, dónde acuden centenares de personas venidas de toda Vizcaya y de otros muchos sitios. El 29 de agosto se celebra una misa en honor al santo y se celebra el día de San Juan degollado. El 31 de diciembre, se oficia otra misa para despedir el año.

 Este lugar es el lugar turístico del País Vasco por excelencia, ya que recibe a miles de visitantes durante el año. El islote y el entorno están considerados reserva protegida.

 Isla de Aquech

 El islote más conocido como "Aquech", está situado entre el cabo Machichaco y San Juan de Gaztelugatxe. Es un peñón, con escasa vegetación el cual alberga una importante población de aves.

 Cabo Machichaco

 En el cabo Machichaco se sitúa el faro que lleva su mismo nombre. Existen el faro antiguo, actualmente en desuso y el nuevo que es el que está en funcionamiento. El lugar ofrece hermosas vistas de toda la costa vizcaína e incluso se pueden avistar cetáceos desde allí.

 Isla de Ízaro

Costa
 Esta isla está situada en la entrada a la Reserva de la biosfera de Urdaibai. En la parte alta de la isla hubo un convento de franciscanos hasta el siglo XIII. Los Señores de Vizcaya tuvieron especial devoción por el convento. Constan las visitas de Enrique IV (1457), de Fernando "el Católico" (1476) y de su esposa Isabel (1483). Todos ellos otorgaron al convento diversas gracias y favores.

 Los frailes de Izaro se alimentaban de frutos que obtenían en la misma isla. Los franciscanos ayudaban a las embarcaciones izando señales y encendiendo fogatas, por lo que mantenían buenas relaciones con los pescadores. En momentos difíciles, los frailes colocaban una enseña blanca en la espadaña del convento para llamar la atención de los bermeanos, que acudían a socorrerles.

 Tras algún ataque de los corsarios de la época, los frailes se trasladaron a Forua en 1719, dejando la isla para siempre. El convento se demolió, y construyeron una ermita bajo la advocación de Santa María Magdalena, cuyas ruinas, junto a las del convento, aún se pueden distinguir en la isla, al igual que algunos peldaños de la escalinata que mandó construir Isabel I de Castilla "la Católica". Actualmente, junto con la ría de Urdaibai es zona ecológica protegida donde diversas aves anidan sus crías.

 Casco Antiguo

 Multicolores casas de pescadores con reminiscencias medievales bordean las encantadoras calles, plazas y puerto viejo de Bermeo.

 Playa de Aritzatxu

Aritzatxu es una cala de pequeñas dimensiones la cual ofrece un lugar excelente para tomar el sol durante la primavera y el verano y darse un baño en sus limpias aguas. La playa dispone de servicio de salvamento, agente de playa, servicios WC y chiringuito.

 Playa de Arribolas

 Playa de aproximadamente 5 km de largo, formada por bolos y sin servicio de vigilancia. Es una playa especialmente buena para la práctica del buceo.
San juan de gaztelugatxe

Edificios de Interés

 Torre Ercilla (Museo del pescador)

 Fue una de las 30 torres que defendían Bermeo en la Edad Media y la única torre que queda en pie. Está situada estratégicamente sobre el puerto viejo y fue construida a finales del siglo XV. Es una casa-torre, el hogar de los Ercilla. De este linaje son famosos Fortún García de Ercilla y Alonso de Ercilla y Zúñiga, autor de La Araucana. Durante siglos la torre fue descuidada, olvidándose su cometido militar; sirvió de lonjas, casa de pescadores y almacenes de pescado. En el año 1948 se reformó la fachada, encontrándose arcos góticos y saeteras, y se la nombró Museo del Pescador. En 1984 y 1985 se hicieron más reformas, cambiando la sillería de la fachada.

 El Casino

 Obra de Severino Atxukarro. Se edificó en 1894 y se derrumbó en 1983 a consecuencia de unas inundaciones. Reedificada de nuevo, esta obra está considerada dentro del eclecticismo. Se encuentra ubicado en el Parque Lamera. Las diferentes zonas del edificio se utilizan para diversas actividades, por un lado se encuentra la sala de exposiciones y conferencias "Néstor Basterretxea" y por otro hay un restaurante que acoge el espacio central del edificio. En el lado opuesto hay un bar irlandés y una cafetería.

 Casa consistorial de Bermeo

 Situado en la plaza Sabino Arana Goiri fue erigido en 1732. En su fachada se pueden observar dos relojes solares y es también considerado Monumento Histórico Artístico.

 Casa Kikumbera

 La podemos catalogar dentro del "Racionalismo Vasco". Es un edificio cuya estructura nos recuerda a la de un barco y fue declarada Monumento Histórico Artístico en 1995.

 Batzoki

 Es una construcción de estilo modernista, obra de Pedro Ispizua.
Escaleras de gaztelugatxe

Convento e iglesia de San Francisco

 El convento de San Francisco se halla extramuros desde el 30 de enero de 1357. El convento se forma de una iglesia gótica, un claustro y la residencia. Años más tarde el papa quiso cerrar el convento pero sin resultados.

 Iglesia: Se trata de un rectángulo de 12 de anchura por 48 de largo y de 21 metros de alto. De una sola nave gótica del siglo XVI. La nave de siete tramos con bóvedas de crucería simple con capillas a sus lados. Su retablo es barroco. En el coro hay un gran órgano del año 1914 y un rosetón de pequeñas dimensiones. La iglesia tiene una larga historia ya que fue quemada en el siglo XIX por los ingleses y reconstruido.

 Claustro: Es un cuadrado (14x14) y es el elemento más destacable del recinto. Más antigua que la iglesia es el elemento más antiguo y el más bello. El jardín que simula el Edén está cercado por una fila de arcos ojivales. En vez de bóvedas tiene simples vigas de madera que soportan el peso de los pisos superiores. Durante los siglos la residencia se modificó para ejercer de cuartel, escuela náutica, juzgado... y en el claustro solía haber el mercado de abastos. Recientemente ha sido comprado por el ayuntamiento y se ha renovado. Ahora es donde se imparten clases de catequesis.

 Iglesia de Santa Eufemia

 Situada junto al puerto viejo de la villa, es la iglesia más antigua y además la más importante, pues los antiguos reyes viajaban allí para jurar, por tanto es una iglesia juradera, he aquí la importancia.

 Del siglo XIII se cree que se fundó al mismo tiempo que la villa por que los fieles lo necesitaban. Sus dimensiones son de largo 26 m de ancho 12 m y de alto es aprox. 20 m. Dispone de una torre barroca del siglo XVIII y retablo neogótico. Entre su mobiliario cabe destacar el sepulcro de los Mendoza. Debido a varios incendios que ha sufrido la villa el actual edificio es del siglo XV. A este se le acopló un pórtico pero en el año 2000 se derrumbó en una reforma de la iglesia para que esta conservara su aspecto original, osease sin pórtico.

 Iglesia de Santa María de la Asunción

 Se trata de la iglesia más nueva de Bermeo, construida a mediados del siglo XIX por el arquitecto Silvestre Pérez.

 Esta se construyó ya que su predecesora la iglesia Santa María de la Tala debido a un muy mal estado de conservación, se tuvo que derruir, y debido a la gran cantidad de fieles de Bermeo las otras dos iglesias no podían albergarlos a todos. Iniciadas sus obras en 1823 y aunque terminaron en 1858 no lo inauguraron hasta 1866, aun así no estaba completada ni por dentro ni por fuera con la prisa que tenían por remplazar a la vieja iglesia de la Tala. Por ejemplo, la torre se terminó en 1899.

 El edificio es neoclásico, con dos torres a los lados, el lado derecho tiene un campanario el otro no se llegó a construir. Flanqueados por las torres se encuentra el pórtico que se accede a través de una fila de columnas que sirven de base al frontón triangular de encima. Este edificio recuerda más a un templo romano o griego que a una iglesia católica. La planta es de cruz griega con una gran cúpula octogonal que remata en el centro. Entre los arcos que sujetan la cúpula hay cuatro retablos y en la entrada a los lados hay dos capillas.

 Santa María de la Tala

 Construida en el año 1310 y derrumbada por su mal estado en el siglo XVIII, fue construida en el emplazamiento del actual hospital psiquiátrico. La iglesia Santa Eufemia ya no podía albergar a la creciente ciudad de la época del siglo XIII que estaba en su auge decidieron edificar una nueva iglesia más grande que Santa Eufemia ubicada en la Atalaya. Una iglesia de grandes proporciones de tres naves con dos torres en la fachada.

 Centro de interpretación de la pesca de la ballena "Aita Guria"

 Se trata de una recreación de un barco ballenero del siglo XVII, situado en el muelle Artza. Existen visitas guiadas para visitar el barco.

 Puerta de San Juan

 En el siglo XIV, época de mayor esplendor de Bermeo, la villa se amuralló para su defensa. Esta muralla con siete puertas de las que sólo se conserva ésta. Son llamativas su estructura y la anchura del muro.

Gastronomía

Marmitako
El plato típico de Bermeo es el marmitako. Antiguamente lo guisaban los pescadores en sus barcos en unas sencillas marmitas y con pocos ingredientes: agua, pescado (generalmente bonito), grasa y pan. La introducción, hace un par de siglos, de la patata en los hábitos culinarios vascos eliminó poco a poco el pan, hasta el punto que en los numerosos concursos gastronómicos que se celebran en el País Vasco durante el verano, nadie se acuerda del pan. El marmitako recibe su nombre de la marmita de barro o cobre que utilizaban los pescadores de Bermeo, y se considera una de las grandes creaciones de la cocina popular marinera: fuerte y sustanciosa. Su época es en verano, sobre todo el final del verano, cuando el bonito está más barato.

El marmitako es una comida contundente, rica en proteínas de calidad, grasas saludables, apenas fibra ni carbohidratos, y más de 600 calorías por cada 100 gramos, por lo que puede tomarse como plato único.

Enlaces





Videos

















No hay comentarios:

Publicar un comentario