viernes, 6 de julio de 2012

La Vaquilla del Ángel de Teruel


La Vaquilla del Ángel, Orgullo de Teruel.

Durante las fiestas mayores de la ciudad, conocidas popularmente como “La Vaquilla”, Teruel deja de lado, la tranquilidad y el placer de vivir en esta ciudad, para convertirse en toda una explosión de diversión. Presidida por un Ángel guardián y custodio de todos los eventos de la ciudad y de todos sus habitantes. El sábado, comienza con La Salve, y la subasta de palcos de la Plaza de Toros. El momento de explosión festiva de los vaquilleros: “El toque del campanico y la puesta del “pañuelico”,  que indica el inicio de las fiestas. Durante los tres días que duran “La Vaquilla”, se rememora el mito del toro de la fundación de la villa medieval. Llevando el toro ensogado por las calles del casco histórico, conducido con la soga y la baga por experimentados turolenses. Adquiriendo las calles un colorido especial, con el traje blanco, pañuelo y faja roja, así como la “gorrinera” negra, salpicada alegremente con los escudos de las peñas. Se celebran en el mes de Julio, y los principales ingredientes son, el toro, las peñas vaquilleras, las charangas y el impresionante ambiente de fiesta que se respira. Cada año se llena de miles de simpatizantes que quieren vivir con los turolenses estas arraigadas fiestas.
Historia

Cuenta la leyenda que el Rey Alfonso II y sus adalides, andando buscando lugar para la construcción de una villa, llegaron a un cerro donde hoy existe la ciudad de Teruel y hallaron un Toro Grande sobre el cual apareció una estrella - presagio de felices sucesos en aquella época.

 Ocurrió entonces que tomando por blasón de sus armas un toro y una estrella conminaron en poner el nombre de Toruel.  Tor por el toro y Actuel por la estrella. De esta manera se formó el topónimo conocido hoy en día por Teruel.

 Desde entonces el toro y Teruel han estado ligados bien sea en ferias o festejos.

 El origen de la Vaquilla del Angel se podría aventurar al regocijo vivido en la ciudad allá por el año 1443, cuando el Rey Alfonso V obtuvo una sonada victoria en la ciudad de Nápoles. Esta celebración se instauró en la ciudad, acompañada de bailes y danzas que amenizaban los juglares y sonadores de instrumentos. Hoy en día cambiamos juglares, sonadores de música y taberneros por lo que todo vaquillero se siente tan orgulloso.

La Vaquilla del Angel

 

La fiesta más popular y tradicional de Teruel, se celebra el domingo más próximo a San Critobal o el segundo domingo después de la festividad de San Pedro, siendo ambas fechas coincidentes. La fiesta tiene una duración de tres días, comenzando sus actos más representativos en la mañana del sábado, con el rezo en honor al Santo Ángel Custódio y la subasta de palcos de la plaza de toros, para asistir a la merienda de la tarde del domingo.





A las 16:30 del sábado, el Excmo. Alcalde de la ciudad, desde el balcón del ayuntamiento anuncia el comienzo de la fiesta de la Vaquilla, suena el Campaníco y se hace entrega del pañuelo rojo que un vaquillero tendrá que colocar, con ayuda de su peña, al símbolo más emblemático de la ciudad de Teruel, El Torico.

 

Este acto desde 1982, se ha convertido en el más importante y reúne a todas las peñas de la ciudad con sus charangas en la plaza del Torico. Las personas encargadas de colocar el pañuelo, tiene que subir a pulso, apoyándose en sus compañeros, hasta lo alto de la columna y desde allí, colocar el pañuelo y sentir el clamor de todo vaquillero que se precie.










 El toro ensogado

 El lunes por la mañana se realiza la denominada Vaquilla infantil. En este divertido acto, se sueltan vaquillas ensogadas para el disfrute de los más pequeños, acompañados de sus padres, por el centro de la ciudad.

 Ya por la tarde y casi hasta la hora de cenar, se dan cita los aficionados al toro ensogado. Desde el antiguo matadero hasta la misma plaza del Torico, son llevados los toros con dos cuerdas, soga y baga, para el disfrute del personal. En momentos determinados, el animal es conducido con una sola cuerda, con el peligro que ello con lleva.



La  compenetración entre el personal que se encarga de estos quehaceres es máxima. Este grupo suele estar formado por 26 personas, destacando de entre ellas el zaguero y el puntero, siendo este último el que más contacto tiene con el toro.

Monumento a la Vaquilla

 En el año 1985, el Excmo. Alcalde de Teruel, por entonces Don Ricardo Eced, presidió la inauguración del monumento a la Vaquilla del Ángel, obra del escultor turolense José Gonzalvo. Esta obra de chapa de hierro soldada, está integrada por tres figuras que son protagonistas de la fiesta de la Vaquilla: el toro, la estrella y el vaquillero. Esta escultura está apoyada en un pedestal de piedra.

 En un principio este monumento se situó de forma provisional en el Paseo del Ovalo y posteriormente se trasladó a su actual emplazamiento en una de las entradas del viaducto viejo.

 Enlaces





Videos






















No hay comentarios:

Publicar un comentario