domingo, 22 de julio de 2012

Calcots i castells en valls (Tarragona)



Cuando se habla de Valls no se puede olvidar su entorno: el Alt Camp. Se trata de la comarca más interior del Camp de Tarragona, con casi 50.000 habitantes que viven en veintitrés municipios. Fluyen tres ríos, el Francolí, el Gaià y el Brugent, y dispone de una gran variedad de paisajes, con llanos y montañas, y con cultivos que van desde el avellano hasta los cereales, pasando por la viña, los almendros, las oliveras y los algarrobos.

Hablamos de una comarca rica en patrimonio, integrada en la Ruta del Cister, de la cual el Monasterio de Santes Creus, a solo 12 km. de Valls, es visita obligada.

Valls es una ciudad moderna con unos 25.000 habitantes, una ciudad con futuro que cada día escogen más personas, tanto para vivir como para trabajar.

Dejaos llevar por el encanto de los pueblos y las montañas del Alt Camp, tenéis mucho por descubrir.

Historia

Aunque se da por bueno que Guillermo de Valls fue el fundador de la ciudad hacia el año 1130, al vender al arzobispo Oleguer las tierras del Vilar Gros, se han hallado suficientes restos arqueológicos para poder afirmar que el territorio ya estaba habitado mucho antes, concretamente en la partida del Vilar. Aún así, en el sitio de Espinavessa se formó un poblado muy pequeño que, finalmente, se fundió con la Villa de Valls, y la población creció alrededor  del eje formado por el Castillo y la Parroquia cuya construcción se ha datado en el año 1194.

Que visitar

Una excelente forma de conocer el espíritu de la ciudad de Valls y de sus habitantes es pasear por sus calles. La ciudad tiene rincones preciosos, calles con encanto y lugares que sólo el caminante curioso puede descubrir.

Museo de Valls. Las fotografías, grabados, pinturas y esculturas de este museo son todo un referente en Cataluña. Imprescindible visitarlo para conocer lo mejor del arte catalán  de los últimos ciento treinta años.

Museo de carros y herramientas del campo. El museo reúne de forma permanente más de 4000 piezas relacionadas con la vida en el campo. Interesante visita para ver el testimonio de nuestro antepasados.

Museo casa natal Madre Güell. Labores, cálices, capas pluviales, candelabros y objetos religiosos de la época de la Madre Güell, fundadora del instituto de misioneras del Corazón de María.

La Iglesia de Sant Joan. La joya arquitectónica y artística más preciada de Valls, combina los estilos gótico y renacentista y acoge una buena parte del patrimonio artístico de la ciudad, reunido a lo largo de varios siglos.

El campanario de Sant Joan, de estilo neogótico, es el verdadero símbolo de la ciudad, ya que con sus 74 metros de altura, es el más alto de Cataluña.

La Capilla del Roser. Declarada de interés histórico y artístico, la importancia de la capilla se debe a las magníficas baldosas vidriadas del siglo XVll que aloja en su interior, las cuales representan pasajes de la Batalla de Lepanto.

Hay que visitar también la Plaza del Blat, la Plaza de l´Oli, la Judería, el Pati, la Casa de Santes Creus, la Casa Vives, la Casa Claravalls, el Monumento a los Xiquets de Valls, etc., hasta donde tus pies te lleven.

Gastronomia

La riqueza gastronómica de Valls tiene como protagonistas a los productos únicos de esta tierra. En Valls puedes encontrar, comprar y saborear, la fantástica longaniza de Valls, golosos postres como las enxanetes y los petons, sabrosos aceites como los de Valls y los de Picamoixons, vinos y licores únicos como el anís de payés,  el vino rancio y la mistela, pero por lo que más se conoce a este pueblo es por “Els calçots” (cebollas blancas), que tiene su gran cita en la calçotada, el último domingo de enero.

La calçotada, es la manifestación gastronómica centenaria más importante de Cataluña, y se ha convertido en todo un acontecimiento social, que Valls conserva y promociona.

Tradiciones

Los Xiquets de Valls.

Entre las tradiciones, aparte de la calçotada, debemos destacar que Valls es la cuna de los “Castells” (torres humanas), una tradición que se remonta a más de 200 años atrás. La Plaza del Blat, plaza “castellera” por excelencia, ha sido la espectadora privilegiada del levantamiento de “castells” históricos.

En Valls existen dos “colles”, la Colla Vella dels Xiquets de Valls y la Colla Joves Xiquets de Valls, que han estado siempre entre las primeras del mundo casteller.

Fiestas

Els Tres Tombs: domingo anterior a Sant Antoni (17 de Enero).

La Calçotada: último domingo de Enero.

La Candela: 2 de Febrero.

Semana Santa: la Procesión del Silencio (viernes santo).

Sant Joan: fiesta mayor del 23 al 25 de Junio.

Firagost: primer miércoles de Agosto.

Once de Septiembre: Fiesta Nacional de Cataluña. Jornada castellera día 10.

Feria de Santa Úrsula: Feria y diada castellera. Domingo posterior al 21 de Octubre.

Feria de Navidad: segundo fin de semana de Diciembre.

Enlaces



Alojamientos




Videos













No hay comentarios:

Publicar un comentario