viernes, 11 de mayo de 2012

Almuñécar, el pequeño caribe español



Almuñécar, el pequeño caribe español


Almuñécar es un municipio español situado en la parte occidental de la Costa Tropical, en la provincia de Granada (Andalucía). Limita con los municipios granadinos de Otívar, Jete, Ítrabo, Salobreña y con el municipio malagueño de Nerja. El municipio sexitano, a orillas del mar Mediterráneo, lo componen tres núcleos de población: Almuñécar, La Herradura y Velilla-Taramay.

Panoramica de Almuñecar

Es un importante centro turístico, ubicado entre el mar y la montaña, así como un importante productor de frutos subtropicales como aguacates, chirimoyos, mangos, kiwis, nísperos, etcétera.

Por él pasan los ríos Verde, Seco y Jate de este a oeste.

Tiene también un rico bagaje histórico-cultural, apreciable en su Museo de la Cueva de los Siete Palacios. Fue en su origen un pequeño enclave fenicio llamado "Sexi"; de ahí el gentilicio formal, "sexitano".

Historia

La historia de Almuñécar se inicia en el 1500 a. C., con la presencia de las gentes de la cultura argárica de la Edad de Bronce. A finales del siglo IX a. C., los indígenas reciben la colonización fenicia, creando las estructuras urbanas de la colonia de Ex, de tal forma que, cuando a finales del siglo III a. C., lleguen los romanos, encontrarán una ciudad bien estructurada, con una pujante economía basada en la salazón de pescado, fabricación de Garum y moneda propia, a la que remodelarán construyendo templos, teatro y acueducto, propios del municipio de derecho latino Sexi Firmum Iulium.

Abderraman I
En tiempos de al-Ándalus, el ilustre viajero al-Idrisi, al descubrir la ciudad, ya hacía mención de las ruinas de tiempos anteriores. Con la llegada de Abderramán I en el año 755 a la Península por las costas sexitanas, Almuñécar pasó a pertenecer, según la división administrativa de los musulmanes, a la cora de Elvira.

En este momento Almuñécar era un punto fuerte en la costa: un hins o castillo, aunque hasta el siglo XI no se puede hablar de ella como ciudad o medina. Producía caña de azúcar, plátanos, pasas, cereales, todo tipo de frutos y casi todos los geógrafos señalan la buena pesca que obtenía en sus aguas. La ciudad disponía de puerto, arrabales o barrios extramuros, mercados y una mezquita mayor.

Durante el período en que el territorio de al-Ándalus estuvo dividido en diversas taifas, Almuñécar dependió de la Taifa de Granada consolidándose como la principal ciudad costera de su reino.

Durante el reino nazarí fue uno de los núcleos más importantes, junto con el resto de los lugares de su distrito: Cázulas, Lentegí, Turillas, Otívar y Jete, la desaparecida alquería de Bodíjar, Ítrabo y Jate (cerca de Moscaríl), siendo muy visitada por la realeza que disfrutaba temporadas en la residencia real.

Tras la caída de Baza en 1489 la Costa de Granada se rindió a las tropas castellanas en diciembre de ese mismo año, bajo las capitulaciones que se firmaron en Almuñécar.

El escudo de armas de la ciudad, constituido por las cabezas de tres piratas berberiscos, que flotan en el mar, fue un regalo del emperador Carlos I.

Clima

La denominación Costa Tropical no es pura casualidad, pues aquí, el sol radiante alumbra durante más tiempo que en ningún otro lugar de Europa. Los inviernos, que son cortos, y los veranos más largos, suelen mezclarse con la primavera y el otoño respectivamente. Pero la climatología en Almuñécar es bastante más variada.

Esta peculiar zona de la línea de la costa, posee un micro-clima que es único en el país, lo que justifica el nombre de Costra Tropical.

En la temporada de invierno, las temperaturas raramente se sitúan por debajo de los 10ºC o 12ºC manteniendo una media de 18ºC. En verano, la media sube a los 25ºC aproximadamente, sobrepasando durante el mediodía los 30ºC, no se preocupe, la brisa de "la mar" aliviará sus problemas.

Los resultados son fáciles de ver. Los mercados están repletos de deliciosas y exóticas frutas y verduras, la flora crece en las laderas de la montaña mientras que en el norte aún están intentando salvarse de los hielos.

Gastronomía

La gastronomía de Almuñécar ofrece una completa oferta tanto de platos relacionados con el mar como con la tierra. El mar Mediterráneo, que baña las costas de Almuñécar, provee de los más preciados productos haciendo de la gastronomía almuñequera uno de los mayores reclamos además de una seña de identidad.

Productos naturales
Toda clase de pescados aderezados con aceite de oliva y acompañados de frescas hortalizas se ofrecen a aquellos que acuden a esta localidad para disfrutar de sus paradisíacas playas, de su rico patrimonio o de los espacios naturales. Una materia prima de calidad entre la que se encuentran una nutrida gama de pescados que es posible encontrar en el mercado como meros, corvinas, sargos, pargos, besugos, herreras, congrios, etc., con la que elaborar platos tradicionales como las moragas, papas con cazón o sopa de pescada, encebollado de atún o bonito, fritura y parrillada de pescado o de mariscos.

Destacan así mismo los exóticos frutos tropicales tales como la chirimoya, de la que Almuñécar es uno de los principales productores a nivel mundial, el aguacate, el mango, la papaya, el níspero o la guayaba, son parte fundamental de la gastronomía sexitana. Todo ello permite asimismo la elaboración de sabrosos menús adecuados para cualquier época del año y con ellos se consiguen exquisitos platos, tales como sopas, arroz caldoso, potajes, escabeches de pescado, además de las parrilladas, frituras y las tradicionales sardinas espetadas.

Playas

Almuñécar cuenta con 19 kilómetros de costa, distribuidos en un total de 26 playas, entre las que el turista encontrará opciones para todos los gustos: playas que cuentan con todos los servicios, calas recónditas e incluso una nudista.

Así, quienes busquen una playa amplia y con restaurantes, pueden optar por la Playa de San Cristóbal, de 1000 metros de extensión y ubicada en la zona oeste de Almuñécar, o la playa Puerta del Mar, en el mismo corazón de la localidad granadina. El turista también podrá encontrar bares y restaurantes en la Playa del Cotobro. Quizá la playa que recoja más afluencia de bañistas es la Playa de Velilla, que con sus 1360 metros de longitud es la más extensa de la costa de Almuñécar.

Los amantes de deportes náuticos como el submarinismo podrán disfrutar de su afición en la playa de La Herradura, y quienes prefieran bucear pueden acercarse a la Playa de los Berengueles, óptima para esta práctica.

Para quienes prefieran la tranquilidad de una cala menos concurrida, Almuñécar ofrece opciones como la Playa de Cabria, la Playa de curumbico, o la Playa del Barranco de En medio, a la que se accede por un camino de tierra.

Enlaces

Ayuntaniento de Almudecar:
Guia turistica:
Guia completa.com:
Almudecar en imagenes:

No hay comentarios:

Publicar un comentario